ARCHIVADO EN:

Los pronósticos se están cumpliendo. Primero Uber anunció que dejaba Barcelona. Luego hizo lo propio Cabify. Este viernes, Vector Ronda, compañía propietaria de licencias de vehículo de alquiler con conductor (VTC), ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para un millar de trabajadores: todos los que tiene en Catalunya, que representan la mitad de su plantilla total, tal como ha anunciado la empresa.

El decreto de la Generalitat, que obliga a las VTC a fijar un periodo de precontratación de al menos 15 minutos y a suprimir la geolocalización, está causando estragos. Vector se ha visto afectada por la medida dado que sus coches de VTC dan servicio a la plataforma Cabify, que desde este viernes ya no opera en Barcelona, igual que Uber.

EMPRENDERÁN MEDIDAS LEGALES

La firma de VTC ha informado a sus trabajadores del ERE en una asamblea en la que se les ha entregado una carga de su presidente, Rosauro Varo. En esta línea, Varo avanza la intención de la compañía de tomar "todas las medidas legales necesarias" en contra del "decretazo" del Govern para tratar de "revertir" la situación que genera para el sector en Catalunya.

Según Rosauro Varo, "el Govern ha legislado dando la espalda a la ciudadanía, soslayando el interés general y a los trabajadores del sector, y situando a Barcelona muy lejos de la ciudad vanguardista y moderna que ha de ser".