Una de las mayores afectaciones al tráfico por obras este verano en Barcelona será el corte de la calle de Mallorca y casi, con total seguridad, el cierre de la vía se prolongará durante la vuelta de las vacaciones por el retraso de las obras de construcción de las salidas de emergencia del túnel del AVE. La clausura de la calle estaba prevista, en un principio, entre el 25 de junio y el 11 de septiembre y posteriormente se retrasó al fin de semana siguiente. Ahora se dice que será a lo largo de julio cuando se iniciará esta nueva fase de las obras del AVE y, por tanto, su finalización se retrasará varias semanas y afectará de lleno la vuelta a los colegios, lo que compartará importantes colapsos viarios.

La céntrica vía quedará cerrada a la circulación en dos tramos, a la altura de la calles de la Independència y de Nàpols, por las obras que ejecuta el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) en el túnel que debe unir las estaciones de Sants y la Sagrera, cuando esté operativa. En concreto, Mallorca cerrará al tráfico durante dos meses y medio,  entre las calles de Xifré y Dos de Maig, por un lado, y entre Sicília y Roger de Flor, por otro.  El resto de Mallorca, entre Dos de Maig y Sicília, estará abierto para los vehículos que, por ejemplo, crucen Mallorca de mar a montaña o se muevan dentro del barrio, aunque la vía no se podrá utilizar para ir de Meridiana hasta el centro, el uso principal que tiene. 

SIN FECHA CONCRETA

La intención inicial era llevar a cabo esta parte de las obras durante el verano para evitar que afectara la vuelta a la normalidad, con el inicio de los colegios y de la actividad económica después de la Diada. Pero a 4 de julio, el corte sigue sin haberse producido. Preguntado el Ayuntamiento cuándo se hará efectivo, fuentes municipales explican "que los trabajos están cambiando de fecha" y que todavía no pueden dar un calendario exacto. Los operarios que trabajan en el tramo de Independència con Mallorca estiman que la clausura se producirá, como muy tarde, el fin del semana del 21 y 22 de julio.

El corte de tráfico de Mallorca coincidirá con las obras de remodelación de la Meridiana, entre Glòries y Mallorca, que se han iniciado el 2 de julio y no acabarán hasta marzo de 2019. La actuación busca dar prioridad al peatón en una avenida que el Ayuntamiento dice que ahora es una autopista. La reforma se inicia por el tramo menos conflictivo desde el punto viario, lo que deja las dudas abiertas si los trabajos se ejecutarán en el resto de la avenida en futuros mandatos. 

Las obras citadas son dos de las 92 que se hacen este verano en la ciudad. A menos de un año de las elecciones municipales y sin ningún proyecto firme que exhibir, el gobierno de Ada Colau levantará literalmente la ciudad. Durante julio y agosto, la capital catalana afrontará asi el doble de intervenciones que el año pasado cuando se llevaron a cabo 49. Los ciudadanos pueden consultar el listado de obras del verano aquí.