El bus V-21 cambiará este lunes de recorrido por las medidas de seguridad que se están implantando en la Sagrada Família contra un previsible ataque terrorista. Y en este conocido barrio barcelonés, la línea dejará de circular por la calle de la Marina y lo hará por la de Padilla.

El cambio en la línea se producirá en sentido ascendente, a la altura de la calle de València. Desde esa vía y hasta Còrsega, el V-21 circulará por la calle de Padilla. Según Transports Metropolitans de Barcelona-TMB, la modificación afectará a dos paradas. 

DOS PARADAS ANULADAS

De manera permanente, salvo que se produzca un cambio en la decisión, se anulan dos paradas de la calle de la Marina y el bus parará en Padilla, a la altura de Mallorca y de Rosselló. La modificación del recorrido no afecta al bus en sentido descendente. 

Hace unas semanas, la Promoció del Transport Públic (PTP) criticó el cierre de Marina, a la altura del templo, por seguridad, y cree que con el cambio se perjudica a los viajeros.

Según el presidente de la PTP, Ricard Riol se podía haber buscado una solución mediante pivotes. El traslado de las paradas a Padilla perjudica la conexión de este bus con las líneas L-2 y L-5 del metro.