Los conductores de autobús de TMB se concentrarán el próximo 26 de septiembre en Travessera de Gràcia con Balmes para exigir que el Ayuntamiento de Barcelona elimine los carriles bus que van en sentido contrario a la circulación de los turismos y así "evitar que se produzcan más accidentes y dejar de trabajar con estrés", según ha denunciado la CGT en representación de los conductores de bus de TMB.

El sindicato ha explicado que "no parece lógico que si se pretenden reducir los accidentes y el número de víctimas mortales con el Pla de Mobilitat Urbana, sea el propio Ayuntamiento, a través del Gerente de Movilidad e infraestructuras, Manuel Valdés, el que mantenga los carriles bus en sentido contrario del resto de la calzada ya existentes y que además los aumente, como es el caso del instalado en Travessera de Gràcia desde Balmes hasta Calvet".

Carril bus y taxi de Travessera de Gràcia con Balmes, en Barcelona / JORDI ROMERO
Carril bus de Travessera de Gràcia con Balmes, en Barcelona / JORDI ROMERO

7 ACCIDENTES DESDE SU INAUGURACIÓN

Los conductores de bus de TMB se quejan de que "solo en este carril bus, inaugurado a pesar de la oposición de los vecinos y del AMPA de la escuela Infant Jesús, que llegaron a recoger firmas contra su instalación, se han producido 7 accidentes" y han añadido que "peatones, pasajeros y conductores de autobuses sufrimos un riesgo innecesario que tendría fácil solución y que no es otra que trasladar los carriles bus que vayan en sentido contrario a la circulación".

Salvo cambio de última hora, la concentración tendrá lugar el próximo miércoles 26 de septiembre a las 9 de la mañana y cortará el carril bus (compartido con el de taxi) a la altura de Travessera de Gràcia con Balmes.