La Assemblea Nacional Catalana se ha concentrado en la sede de la Comisión Europea para pedir justicia para los políticos presos. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha exigido a la Comisión Europea que tome medidas en contra de España por las supuestas vulneraciones de derechos contra los líderes del proceso soberanista que han sido trasladados a las cárceles de Madrid para acudir al juicio del 1 de octubre.

Paluzie, en una carta dirigida a Jean Claude-Juncker, presidente de la Unión Europea, que ha entregado junto a otros veinte integrantes de la Asamblea, ha reclamado que se aplique el artículo 7 del Tratado de Lisboa para “suspender los derechos electorales” de España como miembro de la Unión.

La ANC asegura que se han producido vulneraciones contra los presos, y que también las hubo en el referéndum del 1 de octubre, confirma que en esa fecha no se respetó el derecho fundamental de la auto determinación.

A parte de la carta, en la que según la organización se recogen todas las demandas, han colocado un crespón negro en la bandera de la Unión Europea que ondea en la fachada del edificio situado en el número 90 del Paseo de Gràcia. También han colgado una pancarta en la que se reivindica el derecho de auto determinación con estas palabras: “La auto determinación es un derecho, no es un crimen. Moveos”.

Paluzie ha pedido a las personas que se han concentrado ante la oficina que no se muevan de allí hasta nueva orden. De momento no se puede tratar de una macro manifestación, las personas que se han sumado a la causa no llenan ninguna de las calles, aunque podríamos estar hablando de una cifra de 3.000 manifestantes.