ARCHIVADO EN:

Las bicicletas turísticas deberán llevar un código QR para que se las pueda identificar rápidamente. Así lo ha anunciado el gobierno de Ada Colau, que está estudiando la necesidad de ampliar esta medida al resto de ciclos, independientemente de si tienen una actividad económica o particular. Para ello debería modificarse la actual normativa municipal, que no obliga a las bicicletas de uso privado a estar registradas ni aseguradas.

Los códigos QR permitirán a la Guàrdia Urbana comprobar fácilmente si las bicicletas están registradas, si tienen el seguro en vigor y si respetan las características técnicas. Esta medida ya está vigente para los aproximadamente 200 vehículos eléctricos de movilidad personal dedicados a actividad económica .

A partir de octubre, las cerca de 5.000 bicicletas turísticas deberán llevar también el código. Para obtener el código QR los propietarios deberán asumir el coste del registro "mínimo para cursar la solicitud", según ha explicado Gomila.