La Guàrdia Urbana no ha conseguido localizar todavía a los dos ciclistas fugados y que son autores de dos atropellos graves ocurridos este año en Barcelona. Ambos accidentes han tenido lugar en puntos distintos de la Diagonal, uno a la altura del Palau Reial, el pasado 30 de marzo, y otro el 23 de enero, entre las calles de Bruc y de Girona. Tres semanas y tres meses después, respectivamente, los temerarios ciclistas siguen en busca y captura. 

En el siniestro del pasado día 30 de marzo, un ciclista se llevó por delante a una persona adulta y un niño. El pequeño fue el que salió peor parado. Los días posteriores al atropello, que tuvo lugar en la acera del lado mar, cerca del número 643 de la Diagonal, estaba grave aunque estable, pero desde la policía local barcelonesa no se ha informado este miércoles de la evolución.

INGRESADA Y CON SECUELAS

El segundo accidente fue anterior y ocurrió el 23 de enero. En aquella ocasión, una mujer de 64 años fue arrollada por una bicicleta del Bicing cuando salía de la parada del bus de Diagonal con Girona. La víctima cayó al suelo y se dio un fuerte golpe en la cabeza. Tres meses después, sigue ingresada y con secuelas de las que difícilmente se recuperará.

En conversación con Metrópoli Abierta, el hijo de la atropellada, David Puig, cuenta que su madre ha tenido que ser operada de la cabeza y presenta daños neuronales. La mujer ingresó en el Hospital Clínic y ahora ha sido trasladada al Hospital Pere Virgili.

DIFUSIÓN DE IMÁGENES

De momento, en ninguno de los dos casos, la Guardia Urbana ha localizado al infractor. Del atropello del 30 de marzo, el Ayuntamiento se limita a informar que se sigue investigando, lo que se traduce en que por ahora el ciclista no ha sido detenido.

Distintas fuentes policiales confirman que el hombre sigue fugado. Tras el accidente, la Guardia Urbana difundió imágenes del presunto infractor sacadas de las cámaras del tranvía. Las fuentes consultadas reconocen que las grabaciones no han dado los frutos esperados, pero esperan que pueda ser localizado. 

ACEPTACIÓN DE RESPONSABILIDAD

Tres meses después del atropello entre Bruc y Girona, parece difícil que el ciclista pueda ser localizado. Puig explica que diversos testimonios identificaron que el vehículo era del Bicing. Todas las bicicletas llevan un número, pero los testigos no lo vieron. Eso sí, las gestiones realizadas por la familia y el abogado Daniel Vosseler han llevado a la empresa del Bicing a aceptar la responsabilidad del accidente. Puig agrega que más adelante decidirán si presentan una denuncia contra el Ayuntamiento.

El hijo de la mujer atropellada hace un llamamiento a tomar medidas para reducir este tipo de accidentes. Opina que se tienen que sacar los carriles bici de las aceras y obligar a las bicicletas a llevar matrícula y seguro. "Pagar unos 40 o 50 euros al año por un seguro no tiene que ser ningún drama". Puig también se muestra partidario de que las cámaras instaladas en la ciudad guarden las imágenes filmadas. En el accidente de su madre, las imágenes se borraron poco después y no se pudieron consultar para localizar al ciclista.