ARCHIVADO EN:

El abandono de vehículos es un problema en Barcelona. A la elevada cifra de turismos que se abandonan en la capital catalana, que en 2018 fueron una media de siete al día, hay que sumar los que se producen en aparcamientos privados. En Barcelona, la empresa SABA es la más significativa en cuanto a parkings se refiere, contando con 17 estacionamientos gestionados íntegramente por ellos, así como con otros 23 de gestión público-privada bajo el nombre de Barcelona d'Aparcaments Municipals (BAMSA), en los que hay una responsabilidad compartida (60% SABA, 40% Ayuntamiento).

La compañía gestora de parkings privados, que cuenta con presencia internacional, ha explicado a Metrópoli Abierta el largo proceso que conlleva retirar un vehículo del estacionamiento, así como las cifras de este 2019 en la materia.

POR LO MENOS, 6 MESES

La retirada de un turismo de un parking privado supone un proceso largo y pesado. Pese a ello, la dificultad es variable en función de si el vehículo es abonado o si está disfrutando del estacionamiento bajo una tarifa de rotación.

Desde SABA se asegura que las trabas son mayores en el caso de los abonados. "Hay que hacer los trámites administrativos para la deuda que tiene, averiguar si se puede retirar y ponerlo en conocimiento de las autoridades", afirman desde la compañía. De la misma manera, la empresa indica que estos abandonos "se resuelven en seis meses en el mejor de los casos".

Cuando se trata de un aparcamiento de rotación, los trámites son más ágiles. "En estos casos es más sencillo, no se tiene que reclamar la deuda", aseguran desde la empresa. Además, confirman que para los casos de abandonos tienen un "departamento específico de seguridad con contacto policial".

ABANDONOS

Durante este 2019, en los 23 aparcamientos de BAMSA situados en la corona de Barcelona, como los situados en paseo de Gràcia o Diagonal entre otros, se han producido 5 abandonos de vehículos.

Respecto a los 17 estacionamientos totalmente gestionados por SABA, que se localizan en zonas como Arc de Triomf o cercanos a hospitales de la capital catalana, la cifra es de 4 turismos y una motocicleta entre los meses de enero y mayo del presente año.

Desde la compañía se hace hincapié en que esta cifra es "residual", ya que cuando un conductor decide dejar su coche en uno de los aparcamientos sin intención de volver a por él, "se le imputa el coste".

TENDENCIA AL ALZA EN LA CALLE

Además de los vehículos abandonados en los aparcamientos privados, la vía pública es todo un cementerio de automóviles. Tal y como informó Metrópoli Abierta, la grúa municipal retiró 2.678 turismos de las calles barcelonesas.

Entre los miles de turismos de los que sus propietarios se han desentendido, hay algún caso que llama especialmente la atención. Buen ejemplo de ello, fue el turismo que permaneció un año abandonado en la calle de Juan de Sada, en Sants-Badal, caso que denunció este medio en el mes de julio del pasado año.