ARCHIVADO EN:

Barcelona recibe muchos turistas que disfrutan de sus múltiples encantos, la popularidad de la ciudad no ha parado de crecer. Como contrapunto, es un lugar lleno de movimiento, de autobuses, coches y motos, por lo que en ocasiones resulta complicado movilizarse debido al tráfico. Por esta razón se ha fomentado el transporte en bicicleta.

BENEFICIOS DEL CICLISMO

Desplazarse en bicicleta es una excelente opción al ser un medio de transporte ecológico, económico y saludable. Además, ¿sabías que para muchos se ha convertido en el deporte con más sex-appeal?

En el 2014 cuando la London to Brighton Bike Ride estaba próxima a realizarse, la British Heart Foundation encargó al laboratorio Mindlab realizar un estudio de la percepción de la población británica sobre los ciclistas. Los resultados son realmente sorprendentes y gratificantes para quienes practiquen este deporte. Y es que el 80 % de la muestra del estudio manifestaron preferir una cita con un ciclista frente a otros deportistas.

Definitivamente, nadie duda que el ciclismo brinda grandes beneficios. Sin embargo, es importante realizar esta práctica con responsabilidad. Se debe tener en cuenta que al realizarse al aire libre, la persona está expuesta a una serie de factores de riesgo.

CIRCUNSTANCIAS A TENER EN CUENTA

Según superhombres.es, en el exterior hay una serie de estímulos medioambientales que pueden afectar nuestra piel y que puede traernos consecuencias negativas a largo plazo. El sol no solo mancha la dermis, sino que una exposición prolongada puede causar cáncer. Por este motivo, recomienda el uso de cremas para proteger el rostro, ya se realice el deporte en ciudad o montaña.

De la misma forma, los accidentes son otro factor al que los ciclistas se exponen a diario. Y aunque montar en bicicleta en Barcelona es sencillo al contar espacios adecuados que facilitan el tránsito en dos ruedas, hay algunas normas que debemos seguir y sanciones que podemos evitar.

La Guardia Urbana ha llevado a cabo una campaña informativa en la rambla de Cataluña para saber por dónde deben circular estos medios de transporte. Esta campaña también pretende mejorar la convivencia entre el ciclista y los peatones, además de proteger  a ambos frente a los vehículos de motor.

NORMATIVA MUNICIPAL

La normativa indica que las bicicletas solo pueden circular por los carriles bici o las calzadas en las zonas 30, y en caso no existan deben circular por el resto de calzadas. Si no se ubica ninguna de estas opciones podrán circular por la acera, siempre y cuando estas cuenten con 5 metros de ancho, más de 3 metros de espacio libre y no haya aglomeración.

Tampoco se puede conducir de forma temeraria por las calles, no respetar las señales de tránsito, hablar por el móvil o circular con auriculares puestos. Actividades como estas solo traen distracción mientras se conduce. En este caso los ciclistas que vayan en contra de la norma recibirán una multa administrativa de 200 euros. Así que lo mejor es dejar los auriculares en casa, sobre todo para no poner en riesgo la vida de ningún transeúnte ni la del propio conductor.

USO DE ACCESORIOS DE PROTECCIÓN

Es importante considerar ciertos aspectos a tener en cuenta tales como la seguridad; el casco es un elemento indispensable. Por otro lado, accesorios como los guantes protegen de quemaduras en la piel en caso se sufra alguna caída.

Llevar consigo unas gafas de sol para evitar que la visión se vea afectada por los intensos rayos, también es una gran idea.

OTRAS CIRCUNSTANCIAS A VALORAR

Otros factores a tener en cuenta son la alimentación y la meteorología. Barcelona es una ciudad húmeda ya que se encuentra al nivel del mar. Esto quiere decir que debido al sobreesfuerzo del cuerpo éste se deshidrata más rápido de lo habitual por la pérdida de líquidos. Por ello, se recomienda que los ciclistas se mantengan hidratados.

También se debe considerar la duración y distancia de la ruta para alimentarse correctamente. Evitar comidas pesadas y tomar las medidas oportunas para hacer un recorrido tranquilo.

Finalmente, para aparcar la bicicleta en Barcelona se debe hacer uso de candados u otros elementos anti robo. Aunque es una ciudad bastante segura, se debe prevenir para evitar malas experiencias. Pueden sujetarse a aparcamientos especiales para bicicletas, pero cuidado, atarlas a semáforos, árboles o farolas, especialmente cuando molestan a los transeúntes, pueden acarrear una multa por parte de la Guardia Urbana. Otra opción es contar con bicicletas plegables que te permiten llevarlas contigo a donde quiera que vayas.

--

Artículo elaborado en colaboración con Marta Fischer