El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la empresa pública BSM, pintará de blanco las plazas de aparcamiento del área verde exclusivas para vecinos e incorporará en ellas la inscripción RESIDENTES. Según BSM, el cambio responde a la intención de ofrecer un mejor servicio y se pone en marcha después de recibir distintas peticiones ciudadanas para diferenciar las plazas de área verde exclusivas de las plazas preferentes, que permiten aparcar a los residentes (en la zona que tienen asignada) y a los conductores que no son vecinos, en este último caso pagando tarifas horarias.

Las plazas exclusivas para residentes se empezarán a repintar el próximo lunes 30 de abril en Gràcia. Posteriormente, se cambiarán los estacionamientos existentes en los barrios de Sarrià, Camp de l'Arpa del Clot, Born y Barceloneta. El 6 de junio, todos los puntos de aparcamiento deberían estar repintados. Las citadas zonas de Barcelona son las únicas de la capital catalana con plazas exclusivas para residentes, junto a la nueva área que se acaba de crear en El Carmel, donde las plazas ya son blancas.

3.632 ESTACIONAMIENTOS

En el conjunto de la ciudad hay 3.632 puntos exclusivos de estacionamientos para vecinos. Tanto en el Born como en la Barceloneta el horario de regulación exclusivo para residentes es para todo el día, mientras que en el resto de barrios la exclusividad es de 8.00 a 20.00 horas.

El área verde se puso en marcha en Barcelona en 2005, con el alcalde Joan Clos. La medida perseguía garantizar el aparcamiento de los vecinos en su zona de residencia por un euro toda  la semana (0,20 euros al dia de lunes a viernes). El precio a los residentes no se ha incrementado desde entonces. Las personas que no acumulan sanciones de tráfico del año anterior tienen el área verde gratuita durante todo el ejercicio en curso. Las personas no residentes pagan en las plazas preferentes entre 2,75 y 3 euros a la hora. El tiempo máximo de estacionamiento para un conductor que no sea vecino es de dos horas.

A finales de 2017, la ciudad contaba con 42.381 plazas de área verde entre las preferentes y las exclusivas. En los dos últimos años, la ciudad ha perdido casi 2.000 plazas de aparcamiento para residentes, en concreto 1.896. Uno de los principales motivos de la pérdida de estas plazas de aparcamiento es la construcción de carriles bici en numerosas calles.