ARCHIVADO EN:

El pleno del consejo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que preside Ada Colau, ha aprobado este martes definitivamente el nuevo reglamento que establece las condiciones de explotación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en el ámbito metropolitano. El mismo supone otro freno más a empresas de movilidad como Cabify, cuyos usuarios estarán obligados a precontratar sus servicios con 60 minutos de antelación. 

La norma ha sido aprobada con los votos a favor de PSC, Entesa, CUP, Plataforma Ciutadana per Barberà, Compromís y Acord per Torrelles, mientras que el PDeCAT y ERC se han abstenido y PP y Cs han votado en contra.

VIGILANCIA DEL IMET

El reglamento, que entrará en vigor 30 días después de que se publique en el BOPB y el DOGC, otorga las competencias necesarias al Instituto Metropolitano del Taxi (Imet), como ente del AMB, para hacer cumplir esta reglamentación.

El Imet tendrá acceso directo a los registros del Ministerio de Fomento, y si es necesario al de la Generalitat, donde se tendrán que registrar todos los servicios de los VTC desde la precontratación hasta la finalización del servicio.

OTRAS PROHIBICIONES

La normativa también prohíbe a los vehículos adscritos a este tipo de autorizaciones circular por las vías públicas para buscar clientes y propiciar la captación de viajeros que no se hayan contratado previamente. Por ello, cuando finalicen el servicio deberán estacionarse fuera de la vía pública.

Por ello, los conductores de VTC que estén circulando por el área metropolitana sin pasajeros deberán justificar que tienen un servicio o que se dirigen a su lugar de estacionamiento.

Asimismo, el reglamento no permite la implantación o la práctica de la geolocalización y los conductores de los VTC deberán atender los requerimientos del servicio de inspección correspondiente para la inspección del vehículo y de la documentación vinculada a la actividad.

ÉLITE TAXI CRITICA A ERC

Uno de los primeros en reaccionar a la nueva norma ha sido el portavoz de Élite Taxi Barcelona, Tito Álvarez. En declaraciones a los medios, ha asegurado que están "satisfechos" con la aprobación del reglamento, aunque ha dado por hecho que acabará en los tribunales.

Álvarez también ha manifestado que se siente "muy decepcionado" con la abstención de ERC, a quien ha criticado por ponerse de perfil ante la nueva norma. Además, lo ha personalizado en Ernest Maragall: "Señor Ernest, ¿usted sabe lo que es Uber? Porque me parece que no tiene ni idea. Infórmese de lo que es Uber. Está cometiendo delitos desde que entra en España". "Lo van a pagar en las urnas. Los taxistas no van a votar a Maragall", ha sentenciado.