El aeropuerto de El Prat-Barcelona cierra el mes de septiembre con un tráfico de 4.843.692 pasajeros, un 4,4% más que el mismo mes de 2017. 

Durante los primeros nueves meses de 2018, el aeropuerto barcelonés ha alcanzado 38.687.583 usuarios, un 5% más que en el mismo periodo del año pasado. 

Los vuelos nacionales han crecido un 3,4% e interanuales también ha apuntado hacia arriba con con un crecimiento del 4,6% interanual. En total, el Prat-Barcelona ha registrado 256.391 movimientos de enero a septiembre de 2018. En cuanto a la carga transportada, el tráfico ascendió a 14.818 toneladas de mercancía en septiembre, un 6,7 % interanual más, y desde enero se han transportado 125.289 toneladas, lo que implica un aumento del 10.9%  respecto al mismo periodo de 2017.

Por otro lado, el mes pasado se operaron un total de 31.611 movimientos de aeronaves, un 3,4 % más que en septiembre de 2017, y en concreto, los vuelos nacionales se han incrementado un 3 %, con 8.434 aterrizajes y despegues, y los internacionales un 3,8 % con 22.946.

LOS PEQUEÑOS AEROPUETOS MANTIENEN EL TRÁFICO AÉREO

Los aeropuertos de Girona-Costa Brava, Reus (Tarragona) e incluso el de Sabadell, que es el más pequeño,  también presentan una subida de su actividad respecto al año 2017.