El carril bici que une Barcelona con Esplugues cumplirá el primer año de vida con unos 300.000 usuarios. La infraestructura ciclista se estrenó el 19 de marzo de 2018 y a falta de ocho días por llegar a esa fecha, las bicicletas que han utilizado la vía son 287.361, según los datos facilitados por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Tras 357 días en funcionamiento, el número de usuarios diarios se sitúa algo por encima de los 800. Diariamente, decenas de personas usan este carril bici para desplazarse desde Esplugues -y otras ciudades metropolitanas- hasta Barcelona para ir a sus puestos de trabajo o a la universidad. Pero los días que los ciclistas usan más la vía son los festivos. Este domingo, por ejemplo, pasaron por la zona 1.116 bicicletas.

Seguramente, los ciclistas que podrían usar esta vía serían más si el servicio del bicing metropolitano, bautizado como E-bicibox, fuera compatible con las bicicletas municipales de Barcelona. En un futuro, un ciclista podrá ir de Badalona a l'Hospitalet con E-Bicibox, pero no podrá estacionar la bicicleta en la capital catalana, donde únicamente opera el Bicing. El servicio se puso en marcha hace un mes con 45 estaciones en distintas localidades metropolitanas.

Imagen virtual del carril bici que une Esplugues y la Diagonal / AYUNTAMIENTO DE BCN
Imagen virtual del carril bici que une Esplugues y la Diagonal / AYUNTAMIENTO DE BCN

ENLACE CON EL BAIX LLOBREGAT

La vía ciclista, que acaba o empieza en Barcelona junto al parque de Cervantes de la Diagonal, es el primer carril bici que enlaza la capital catalana con el Baix Llobregat, hasta ahora una frontera inaccesible para muchos ciclistas. El proyecto, que costó 1,7 millones, fue ejecutado por la AMB de común acuerdo con los dos ayuntamientos. La cifra exacta de usuarios se conoce porque la AMB ha colocado un contador en una de las entradas, la del parque de Cervantes, en la Diagonal.

La infraestructura, de unos 800 metros, es una vía mixta para ciclistas y peatones. Tiene unos 4,5 metros de ancho, 2,5 para los ciclistas y dos para los peatones. El carril bici es de doble sentido de circulación y se sitúa en el lado de la autopista, mientras que la plataforma para peatones se ubica en la zona de montaña. Ambos espacios son de pavimento, pero están claramente diferenciados y señalizados para evitar conflictos.