Los Mossos d'Esquadra, de nuevo en tela de juicio por sus polémicas cargas. Este jueves, el cuerpo autonómico de polícia ha participado en dos intentos de desalojo de viviendas ocupadas donde han cargado contra diversos manifestantes. Los desahucios se han realizado en el Poble Sec --que finalmente ha sido suspendido-- y en el Raval.

Las críticas se han centrado en la desproporcionalidad de la actuación policial y en el hecho de que los agentes antidisturbios no portaran sus identificaciones visibles, una práctica habitual de la brigada antidisturbios de los Mossos (Brimo) y también de la ARRO. 

SE SALTAN LA NORMATIVA

Esto último es lo que ha denunciado el centro de derechos humanos Iridia. El colectivo ha exigido a través de Twitter que los Mossos cumplan con la normativa vigente y usen el Número Operativo Policial visible en la espalda, en un mensaje que han dirigido al conseller de Interior, Miquel Buch.

Iridia también ha reclamado que se apruebe la identificación obligatoria, tanto por delante como por detrás, una iniciativa en la que trabajan junto con Amnistía Internacional y que han trasladado a los grupos del Parlament para que pongan en marcha reformas legislativas.

CRÍTICAS DE COLAU

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado que el conseller de Interior de la Generalitat "priorice dispositivos desproporcionados" para desahucios de familias vulnerables, "haciéndoles el trabajo sucio a los fondos buitre", mientras Barcelona necesita "mossos para muchos trabajos de seguridad". 

Además, ha instado al Govern de la Generalitat a impulsar la mediación en los casos en los que se trate de familias vulnerables, sobre todo si viven menores en la vivienda.

ACTUACIÓN "DESPROPORCIONADA"

En declaraciones a la prensa, la concejal de Vivienda de Barcelona, Lucía Martín, ha asegurado que es urgente un cambio legislativo de la ley 24/2015 para que "grandes propietarios firmen contratos de alquiler a familias vulnerables", y les ha pedido corresponsabilidad con la situación.

Mossos cargan contra manifestantes en el Raval
Mossos cargan contra manifestantes en el Raval / EFE

También ha criticado la actuación "desproporcionada" de los Mossos d'Esquadra, y ha asegurado que su dureza en estos casos es una directriz política, según ella.

"Queremos denunciar la práctica de los desahucios abiertos, hoy había dos de ellos previstos en la ciudad. Se debe modificar la Ley de Enjuiciamiento Civil para acabar con este práctica", ha insistido Martín.

MOVILIZACIÓN VECINAL

En total, este jueves habían 17 desahucios previstos en Barcelona. Martín ha detallado que la presencia de vecinos ha logrado paralizar dos de ellos: el del Bloc Llavors de la calle Lleida, en el barrio del Poble Sec, y en la calle Obrados, en el barrio Gòtic.

Sin embargo, el lanzamiento previsto en la calle Sant Bartomeu del Raval se ha materializado y, después del mismo, agentes de los Mossos han cargado en La Rambla del Raval contra los vecinos congregados.