Ashley Mattingly, exconejita de Playboy, fue encontrada sin vida el pasado 21 de abril en su casa de Austin, Texas, en Estados Unidos. La exmodelo se suicidó a los 33 años de edad víctima de una fuerte depresión.

La exmodelo fue portada de la revista erótica en marzo del 2011 y fue a partir de este hito que alcanzó la fama en el mundo de la moda.

DEJÓ UNA NOTA

Una amiga de Mattingly se preocupó al no saber de ella y alertó a las autoridades. Lamentablemente, los peores pronósticos se confirmaron, puesto que su cuerpo fue encontrado en su domicilio junto a una nota de suicidio.

Un familiar ha confirmado a los medios la existencia del documento, que forma parte oficial de la investigación. La autopsia y el examen toxicológico se harán dentro de entre unos 30 y 90 días, según ha informado la policía de esta localidad tejana.

LUCHABA CONTRA SUS ADICCIONES

Ashley se encontraba luchando contra su adicción a las drogas y al alcohol desde hace varios años, por lo que la familia aseguró que la cuarentena obligatoria por el coronavirus afectó la estabilidad mental de la mujer de 33 años.

Una amiga se comunicó con el Departamento de Policía de Austin al no recibir respuesta de Mattingly durante varios días. Sin embargo, no pudo evitar que encontrarán el cuerpo de la exmodelo aún con vida.

Según los familiares de Ashley, la exconejita de Playboy había adoptado una mascota para evitar la soledad durante el encierro. Sus hermanos esperan que el caso sirva para crear conciencia sobre el suicidio y la depresión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.