Un centenar de personas vinculadas a juventudes de formaciones políticas han abandonado la acampada de la plaza Universidad de Barcelona y han desmontado una treintena de tiendas, tras una tensa asamblea que tuvo lugar anoche y en la que se produjo una escisión entre los jóvenes acampados.

A lo largo de este sábado hasta la mitad de los acampados ha acabado marchando del lugar, retirando las tiendas de campaña y todos sus utensilios de la zona. Muchos de ellos llevaban más de una semana instalados en plaza Universitat y por varios motivos han decidido marcharse.

Grupos vinculados a formaciones políticas propusieron anoche dar por finalizada la acampada por problemas de seguridad dentro de la plaza y continuar la protesta de forma descentralizada, con acciones de protesta en los barrios de la ciudad, según Efe.

ASAMBLEA SIN ACUERDO

La asamblea finalizó sin acuerdo y una parte de los concentrados abandonó la acampada y desmontó sus tiendas de campaña, mientras que otro grupo continúa en la Plaza Universitat, donde sigue impidiendo el paso de vehículos por la Gran Vía y la calle de Pelai.

Las personas que se han marchado eran las que habían alquilado el escenario, que ha sido desmontado, y los encargados de gran parte de las comisiones, como cocina, información y movilizaciones, que han quedado muy mermadas.

CAJA DE RESISTENCIA

También eran los responsables de la caja de resistencia, dinero que se destinará a diferentes luchas sociales y políticas que se anunciarán próximamente.

La movilización continúa bajo el nombre Asamblea Plaza Uni y sus miembros han iniciado esta mañana la reorganización de la acampada, que comenzó el pasado 30 de octubre en dicha zona barcelonesa.