ARCHIVADO EN:

El miedo al coronavirus ha llegado a las misas. Desde este fin de semana, en las iglesias de las diócesis de Barcelona, al igual que en las del resto de España, se aconseja no darse la mano ni abrazarse en señal de paz, y no besar a los santos. Éstas son algunas de las recomendaciones lanzadas por la Conferencia Episcopal Española.

La lista de sugerencias lanzadas por la Conferencia Episcopal para reducir el riesgo de contagio son ofrecer en la eucaristía "otro gesto de paz distinto al habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos". Los obispos españoles también proponen "retirar el agua bendita de las entradas de las iglesias y de otros lugares de devoción". 

EVITAR BESAR LOS SANTOS

Desde la iglesia, además, se recomienda no besar a los santos y vírgenes durante la Cuaresma y la Semana Santa, y sustituir las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes por "una inclinación o reverencia, evitando el contacto físico con ellas", apuntan los obispos. Las medidas también llegan a la comunión y se aconseja a las personas que la ofrecen en las misas que se laven antes y después de este momento.

Desde el Arzobispado de Barcelona se recuerda que la Conferencia Episcopal Española es un órgano colegial y no ejecutivo, por lo que los mensajes son recomendaciones y no de obligado cumplimento. En cualquier caso, el Arzobispado ha trasladado las propuestas a todas las parroquias e iglesias de la diócesis "siguiendo lo que dicen las autoridades sanitarias. En todo momento nos adaptaremos a ellas", añaden las fuentes.

Desde la semana pasada, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella preside la Conferencia Episcopal. El nombramiento se ha producido en el marco de la Asamblea Plenaria de los obispos, Omella sustituye en el cargo al cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que ya había cumplido dos mandatos consecutivos en el cargo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.