ARCHIVADO EN:

La acumulación de residuos plásticos y toallitas higiénicas no impide que la vida florezca en la playa de la Mar Bella. El estudio, realizado por Fundación Mar, concluye que en esa zona vive un 20% más de animales marinos que en otras zonas del literal catalán. La asociación instaló una estación submarina frente al espigón de Bac de Roda en 2018, la primera que analiza los datos de la costa barcelonesa.

Además, la fundación lidera el proyecto SILMAR, la red de seguimiento de la calidad del medio marino que se extiende por toda la costa catalana y por puntos de Ibiza y Formentera. Esto ha permitido a la entidad comparar los datos de Barcelona en cantidad de desperdicios y la situación de la vida marina con las otras estaciones.

CONVENIO CON DIAGONAL MAR

El proyecto se inició con el acuerdo entre Diagonal Mar y la Fundación Mar. En el convenio se previó la utilización de nuevos sensores submarinos para el control de los efectos del cambio climático sobre el entorno marino y el registro de imágenes en 4K. El contenido se retransmite en el centro comercial Diagonal Mar a todos los usuarios.

En línea con esta colaboración, Diagonal Mar organizó una limpieza de fondos marinos en octubre de 2018. En ella, los 200 voluntarios recogieron 565 kilos de residuos del litoral cercano a la playa de la Mar Bella. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.