Una regresión "importante y acelerada" durante los últimos años ha afectado consecuentemente a algunas playas de Barcelona. El servicio competente del Área Metropolitana de Barcelona ha alertado que el litoral metropolitano se está reduciendo y que la situación se ha agravado con los últimos temporales. Es por eso que AMB ha pedido una solución definitiva para evitar la erosión total de la costa. 

Aunque el organismo barcelonés se encargue de la gestión de las playas en el ámbito de limpieza, dotación y mantenimiento del mobiliario y equipamientos junto a los ayuntamientos metropolitanos, no puede afrontar la causa de la regresión. El Ministerio para la Transición Ecológica es la administración competente de la protección y conservación de los elementos que integran el dominio público maritimoterrestre y por tanto le corresponde la gestión del litoral catalán. 

El técnico de gestión de playas del AMB, Jordi Bordanove, coordinador de Servicios de Promoción y Conservación del AMB, ha instado a alcanzar un acuerdo entre administraciones. Propone hacer un plan de estabilización de las playas metropolitanas cuyo objetivo sea afrontar la regresión a través de medidas correctoras a largo plazo para mantener y recuperar el litoral.

También ha asegurado que una de las zonas que más ha sufrido del litoral metropolitano es Barcelona, a pesar de las medidas de corrección ya implantadas en algunas playas, muchas siguen perdiendo arena durante los temporales. La Barceloneta tiene algunos puntos donde la anchura de la playa queda reducida hasta menos de cinco metros, por lo que el mar llega a los equipamientos y prácticamente hasta los locales comerciales.

Por todas estas razones, han pedido ayuda al organismo de Transición Ecológica para que ayude a frenar la complicada situación que vive el litoral marítimo barcelonés. Esperan que la regresión se pueda reducir y que así las playas de Barcelona no pierdan su encanto ni los turistas que acuden a visitarlas