Cada vez hay más concienciación social sobre los beneficios del uso del vidrio, el consumo de plástico ha disminuido positivamente en los últimos años, pero todavía queda mucho camino para crear un mundo más sostenible. Los consumidores de vidrio suelen reciclarlo, tanto en casa, dándole usos alternativos a los envases, como en los contenedores verdes. Todavía hay mucha gente que no lo hace, por eso Ecovidrio ha decidido lanzar la iniciativa estas navidades. 

El 4 de enero, Ecovidrio entregará en el Barrio de Gràcia (Calle Betlem, 53) el tradicional roscón de Reyes por cada kilo de vidrio reciclado (tres botellas). La entidad abrirá un obrador efímero donde repartirá 2.000 tradicionales dulces navideños hasta que se acaben. Por primera vez la entidad sin ánimo de lucro presenta en Barcelona la iniciativa #RecicleVidreXTortell con el objetivo de concienciar sobre la importancia del reciclaje de vidrio durante Navidad, una de las fechas en las que se consume más este tipo de envases. 

Los meses de diciembre y enero son claves en el consumo de vidrio y suponen casi un 20% del reciclado total de un año. En concreto, en 2017 se reciclaron 789.235 toneladas de vidrio en España, una media de 16,9 kg por habitante, el equivalente a 64 envases por persona, y desde diciembre a enero se depositaron en el contenedor verde más de 138.000 toneladas. Por su parte, en Catalunya la recogida de envases de vidrio a través del contenedor indicado ha alcanzado, hasta el mes de noviembre, 148.021 toneladas, lo que supone un 5,5% de incremento respecto al año anterior.

Ecovidrio colaborará en esta campaña con la Fundación Mauricio Garrigou que trabaja para dar a niños y jóvenes con capacidades diferentes una educación de máxima calidad atendiendo a sus necesidades específicas.