El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Ayuntamiento de Barcelona han lanzado una campaña informativa sobre las restricciones que afectarán a los vehículos privados más contaminantes a partir del 1 de diciembre en caso de episodios de elevada contaminación y que se aplicarán en la recién delimitada zona de bajas emisiones del ámbito de las Rondas de Barcelona (ZBE). Las restricciones se aplicarán a partir del próximo 1 de diciembre cuando la polución se dispare -algo que sucede dos o tres veces al año- y serán permanentes a partir del año 2020. El incumplimiento de la medida implicará multas de hasta 100 euros.

Esta zona de bajas emisiones, que ya tienen ciudades europeas como París, Milán y Berlín, incluye, además de Barcelona --excepto Zona Franca Industrial y el barrio de Vallvidrera, el Tibidabo y Les Planes-- todo el municipio de L'Hospitalet de Llobregat, prácticamente todo Sant Adrià del Besòs y las áreas de Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat que están en el interior de las rondas. Las rondas en sí mismas no están afectadas y estarán abiertas al tráfico de todo tipo de vehículos. En este territorio, en el caso de que la polución se dispare no podrán circular los vehículos particulares que no dispongan de las pegatinas emitidas por la Dirección General de Tráfico (DGT).

La campaña estará operativa hasta mediados de diciembre y combina publicidad en la radio y señalizaciones en vallas exteriores y medios de transportes como autobuses y tranvías. El objetivo de la iniciativa también es concienciar a la ciudadanía de la necesidad de mejorar la calidad del aire, y por tanto la calidad del aire que respiramos. Se pretende que todos los ciudadanos entiendan que es necesario restringir la circulación de los vehículos privados más contaminantes para garantizar a todos una mejor calidad de vida.

EL 14% DE VEHÍCULOS AFECTADOS

Según ha explicado el director de Servicios de Movilidad Sostenible del AMB, Carles Conill, una vez la Generalitat de Catalunya  declare el episodio de contaminación, las restricciones se establecerán entre las 7.00 y las 20.00 horas los días laborables del día siguiente de la declaración y hasta que se declare finalizado el episodio. De este modo, los vehículos afectados, que se calculan que son un 14% de los vehículos que normalmente circulan por esta ZBE del ámbito de las Rondas de Barcelona, sólo podrán circular en la franja horaria entre las 20.00 horas y las 6.59 de los días laborables, y todos los fines de semana y festivos.

En concreto, a partir del 1 de diciembre y en situación de episodio de contaminación ambiental, no podrán circular por esta zona los turismos que no dispongan de la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (Zero, Eco, C y B), es decir, los turismos de gasolina matriculados antes del año 2000 (anteriores a la normativa Euro 3) y los diésel anteriores al 2006 (anteriores a Euro 4), y tampoco podrán circular las furgonetas anteriores a Euro 1. Durante este invierno y la próxima primavera gozarán de una excepción temporal las furgonetas Euro 1, Euro 2, Euro 3 y Euro 4, con lo que sólo se restringirá el tráfico a las camionetas anteriores a 1997. Las restricciones no afectarán a las motocicletas mientras la DGT no distribuya las etiquetas para los vehículos de dos ruedas. También están exentos de las limitaciones los vehículos de emergencias, los personas con movilidad reducida y los servicios esenciales.

Para dar alternativa a los propietarios de los vehículos afectados por la restricción, se reforzará el servicio de metro, bus, tranvía (TRAM), Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y Rodalies De Renfe, especialmente durante las horas punta de los días del episodio.En concreto, el AMB reforzará el servicio de metro en horas punta con un tren más en cada línea convencional y con más personal de atención en las estaciones con más afluencia, con lo que toda la red tendrá una frecuencia de paso de tres minutos, frente a los entre tres y cuatro minutos actuales, y la hora punta se alargará a las 11.00 horas.

MÁS TRANSPORTE PÚBLICO EN HORA PUNTA

En cuanto a los autobuses metropolitanos, se incorporarán 30 autobuses en horas punta, 15 en el Baix Llobregat y 15 más en el Barcelonès Nord, con refuerzos en horas punta de la mañana y de la tarde. También se activará el título T-Aire, una tarjeta con un billete de ida y otro de vuelta, y desde el 2 de octubre los usuarios pueden comprar la T-Verda, que ofrece viajes ilimitados y gratuitos durante tres años a los ciudadanos que desguacen un vehículo contaminante y que no compren uno nuevo.

Asimismo, el Servei Català del Trànsit (SCS) instalará un carril bus provisional de entrada a Barcelona en la B-23 durante el episodio ambiental declarado y el AMB impulsará "medidas permanentes" para mejorar el carril bus de entrada a la capital catalana por la Gran Via. Para cualquier duda y más información al usuario, el AMB ha habilitado la web canvidhabits.com, que permite al ciudadano introducir su matrícula y saber si está afectado o no por la restricción, conocer los nuevos títulos ambientales de transporte alternativos y ofrece rutas alternativas, con transporte y aparcamientos públicos (park&ride), entre otros.