ARCHIVADO EN:

CaixaBank se ha convertido en el primer banco del Ibex 35 y uno de los pocos de Europa en conseguir neutralizar totalmente su huella de carbono calculada, incluidas las emisiones indirectas de la entidad.

La entidad ha culminado una estrategia de varios años que contemplaba el objetivo de ser Carbon Neutral en 2018 y que se apoyaba en la reducción al máximo de las emisiones contaminantes y la compensación de aquellos gases de efecto invernadero que fueran indispensables para desarrollar su actividad cotidiana.

En los últimos años, el banco presidido por Jordi Gual ha reducido en un 69% sus emisiones a través de la compra de energía de origen renovable, la disminución del consumo energético y el descenso en el consumo de papel con un proyecto global de digitalización y contratación online, entre otras iniciativas.

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha resaltado en un comunicado que Caixabank ha hecho de la lucha contra el cambio climático un pilar básico de su plan de banca socialmente responsable. "El logro de este propósito refleja un compromiso que va más allá de las obligaciones legales y se concreta en un sistema de gestión medioambiental que integra toda la actividad de negocio y que incluye todos los proyectos, servicios y productos", ha expresado en un comunicado.

ACCIONES INTERNACIONALES

Las emisiones generadas como consecuencia de su actividad, un total de 34.778 toneladas de CO2, se han compensado a través de dos proyectos: la instalación de 30 aerogeneradores en un parque eólico de la región de Tamil Nadu, en India, y la reforestación de una zona incendiada en Montserrat, que tiene una extensión de 11 hectáreas y donde se han plantado 4.500 árboles.