Parques y Jardines no tiene dinero para reponer los árboles que se mueren / CR
Parques y Jardines no tiene dinero para reponer los árboles que se mueren / CR

Los recortes también impiden reponer los árboles muertos

Parques y Jardines reconoce que no tienen dinero para comprar nuevos

Actualizado: 13/04/2019 10:49 h.

Los significativos recortes que ha sufrido el presupuesto del Ayuntamiento afectan, de forma muy sensible, a partidas que van a suponer, a medio y largo plazo, serios problemas para los ciudadanos.

Uno de las partidas presupuestarias que más ha bajado ha sido la de Parques y Jardines. Y, muy concretamente, la que hace referencia a la compra de árboles para la reposición de aquellos que se mueren por edad o por enfermedad, de los que se caen por fuertes rachas de viento y por la erosión del suelo.

Los vecinos de las calles, plazas y jardines en los que se produce la desaparición del arbolado consideran prioritario que cada árbol que muere, sea cual sea la causa, debe ser inmediatamente restituido como elemento fundamental del espacio verde de la ciudad y del bienestar de los ciudadanos.

DIFÍCIL REPOSICIÓN

Han sido numerosos los barrios en los que la sustitución de los árboles muertos está muy lejos de las propuestas que el propio Ayuntamiento que preside Ada Colau ha hecho dentro del Plan director del arbolado de Barcelona que está en vigor y que, en teoría, tiene vigencia hasta el año 2037.

De hecho, algunos árboles que se han ido al suelo por fuertes vientos, por nevadas o por erosión del suelo han dejado huecos que no han sido repuestos. No obstante, los árboles caídos han sido inmediatamente retirados por los operarios de Parques y Jardines siempre que suponían un peligro para la ciudadanía.

Fuentes de Parques y Jardines han reconocido que el gran recorte presupuestario que han sufrido las cuentas del consistorio ha provocado una reducción considerable del presupuesto del que disponían para la compra de nuevos árboles. Y critican que lo tienen muy difícil poder reponer los que han muerto. Ni siquiera en aquellas vías consideradas emblemáticas para estos efectos.

MÁS PROBLEMAS

El recorte en el dinero que se destina al cuidado de los parques de Barcelona también ha provocado que en muchos de ellos se haya notado la dejadez y el poco cuidado a que se ven sometidos. Zonas en las que debería haber césped y no lo hay, arbustos y flores descuidados. Por no hablar de la inusual presencia de procesionaria en muchas de las zonas de pinares de la ciudad, provocada tanto por las elevadas temperaturas que ha habido durante el invierno como por la ausencia de tratamientos efectivos que acaben con esta peligrosa oruga en su etapa larvaria.

Según los cálculos del consistorio, en el término municipal de Barcelona hay alrededor de 1,4 millones de árboles, incluyendo la sierra de Collserola, aunque el número es muy inferior si se hace referencia exclusivamente a la zona urbana.

Sin embargo, la reposición del arbolado afecta tan solo a la ciudad, ya que en las zonas boscosas se confían en la repoblación natural, que ha permitido hasta ahora que se mantengan en un buen estado de salud.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.