Tensión después de 125 días segidos de cortes en la avenida Meridiana en Barcelona. Grupos de CDR y de extrema derecha se han enfrentado este domingo por la tarde después de que el grupo ultra ocupara el tramo de la arteria barcelonesa donde protestan cada noche los independentistas desde la publicación de la sentencia por el procés.

La plataforma Catalanes por España había convocado a las 16h a la confluencia de la Meridiana con el paseo Fabra y Puig, delante de la estación de tren, Metro y autobús. También estaba prevista la convocatoria de los antifascistas, que han aparecido en el mismo punto con una pancarta donde se puede leer "no pasarán"

 

SALUDOS FASCISTAS

Tras 125 días seguidos de cortes independentistas, es la primera vez que un grupo antagónico, en este caso formado por decenas de personas, algunos de ellos fascistas, se encuentran cara a cara en el mismo lugar donde los CDR se dan cita para denunciar el encarcelamiento de los líderes del procés. 

La tensión se ha hecho evidente cuando una veintena de personas con alguna bandera española se ha acercado al grupo de independentistas compuesto de un centenar de personas. Algunos miembros de la protesta españolista han hecho el saludo fascista mirando a los activistas. En ese momento, mientras los CDR gritaban "¡Fuera fascistas de nuestros barrios!", los mossos han evitado cualquier contacto físico entre ambas manifestaciones y han alejado al grupo ultra hacia la entrada de la estación de tren de Sant Andreu Arenal. 

Falange Española de Barcelona ha animado a través de las redes sociales a acudir a la protesta en la Meridiana. Consideran que los "cortes de calle que realizan cansinamente los separatistas" perjudican a los vecinos y a los trabajadores. "Defendamos la Barcelona. ¡Es hora de plantar cara a los energúmenos!", se puede leer en su cuenta de Twitter.

PRIMERA CONTRAMANIFESTACIÓN

El pasado 10 de enero, una treintena de personas convocadas también por Catalanes por España, se manifestó en la avenida Meridiana a unos 200 metros de la protesta independentista. En esa ocasión participaron miembros de Falange, entre otros grupos, y se pudo escuchar una versión de la canción fascista Cara al sol. Ese día, el corte independentista fue más numeroso y a la protesta acudieron un millar de personas. Entre ellos, un grupo de encapuchados quemó una bandera española.

Recientemente, el 30 de enero, un grupo de españolistas regresaron a la Meridiana para mostrar su repulsa a los cortes de los CDR. En esa ocasión, una mujer que les llamó "fachas" fue agredida y cayó al suelo​.