En pocas semanas en Barcelona se vivirá la Navidad más peculiar de su historia: cenas con pocas personas, aforo en los comercios y desaparecerán las fiestas en discotecas y salas de ocio nocturno.

Los Mossos d’Esquadra, por su parte, también han decidido incrementar su presencia en las calles de la ciudad y, a su vez, han optado por aumentar el nivel de alerta por amenaza terrorista en Barcelona.

INCREMENTO DE POLICÍAS EN BARCELONA

Tras un incremento del peligro de un atentado yihadista en Cataluña, los Mossos han decidido aumentar la capacidad operativa en las calles con patrullas policiales más armadas en puntos de gran presencia de gente.

Según avanza El Caso, el programa operativo específico (POE) antiterrorista ha activado patrullas con armas largas en zonas como Paseo de Gràcia y las calles más comerciales del centro de Barcelona. Además, se han instalado patrullas fijas en puntos como la plaza de la Catedral.

SAGRADA FAMILIA Y LAS DOS SINAGOGAS

Dos equipos de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra también estarán presentes en edificios emblemáticos de la ciudad condal como la Sagrada Familia. A su vez, los agentes han protegido otros puntos de la ciudad como las dos sinagogas que hay en Barcelona.

Uno de los informes internos que ha redactado la Comisaría General de Información (CGI) de los Mossos d'Esquadra, que es la que lucha contra el terrorismo exterior, pone énfasis en la necesidad de extremar la autoprotección de los agentes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.