ARCHIVADO EN:

El sindicato SAPOL de la Guardia Urbana de Barcelona denuncia que los agentes han recibido mascarillas defectuosas. Se trata de un lote de protecciones distribuido por el Ministerio de Sanidad de fabricación china. Las quejas y la preocupación por el estado de este material han llegado a oídos a este sindicato que reclama mascarillas FFP2 o FFP3, las que cumplen con la normativa del estado de alarma.

En un escrito al jefe de Relaciones Laborales del Ayuntamiento, los trabajadores señalan que el material posiblemente defectuoso es un lote de mascarillas FFP2 ELITE, modelo EB09.049 y KN95, usadas a diario por la urbana. "En el caso de que fuera verdad, nos encontraríamos con un grave problema de salud que afectaría a la totalidad de la plantilla".

TEST A TODO EL CUERPO

Sapol pide a la administración confirmar el lote, lugar de compra y numeración de las mascarillas.También solicita que los KITS profilácticos que se entregan diariamente en los vehículos policiales, para su uso ante cualquier incidencia de los agentes o para los ciudadanos, se hagan en kits individualizados en lugar de ir dos o tres  mascarillas juntas y así evitar al abrir el paquete la contaminación de la parte de elementos de protección que no se utiliza.

Los funcionarios insisten en una reclamación hecha por todos los sindicatos policiales: realizar pruebas PCR y el test IgG (que detecta si la persona ha pasado el virus analizando los anticuerpos) a toda la plantilla de la Guardia Urbana "de manera inmediata". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.