Un problema más para Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Con la llegada del calor, desde la empresa pública de Barcelona encienden los aires acondicionados de la red del suburbano. Hasta aquí, todo positivo. Aire fresco frente a las aglomeraciones tanto en las múltiples estaciones como en el interior de los convoyes.

El problema: las goteras. A pesar de que la compañía pública haga todo lo posible para conseguir el mejor servicio para los usuarios, esta no para de generar problemas y quejas.

CONVOY DE LA LÍNEA 3

Con la apertura del aire acondicionado durante las épocas de más calor en Barcelona, este ha generado que se haya inundado uno de los convoyes de la red.

En concreto, y como se puede observar el el vídeo publicado por un usuario de TMB, un tren de la línea L3 se ha llenado de agua y ha mojado los pies a varias personas que se encontraban en el interior de dicho convoy.

Es un hecho bastante habitual con la llegada del calor, pero la empresa pública, una vez más, no hace nada para mejorarlo.