Los manteros pasan de Albert Batlle. Una treintena de vendedores ambulantes han regresado la noche de este lunes a la zona del Port Vell de Barcelona sobre las 22:00 horas, justo cuando el dispositivo policial se ha retirado de lugar. Los manteros se han colocado de noche en el paseo Joan de Borbó, el inicio de la Via Laietana y también en la zona de Colón, al final de la Rambla.

El teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, puso en marcha el pasado lunes su mayor dispositivo contra el top manta en la ciudad. Unos 150 agentes de los Mossos d’Esquadra, la Policía Portuaria y la Guardia Urbana se instalarán diariamente de 9:30 a 22:00 horas para evitar que los vendedores coloquen sus productos en la vía pública.

"INTERVENCIÓN DE SATURACIÓN"

Desde el Ayuntamiento de Barcelona apuntan que se trata de una intervención de saturación para evitar que los comerciantes ambulantes realicen su actividad, y que lo mantendrán a lo largo del tiempo.

Batlle ha explicado que no va a poner “plazos” sobre cuándo va a finalizar el top manta en Barcelona y que el dispositivo policial se irá modulando en función de las circunstancias de cada momento, incrementando o disminuyendo el número de agentes en cada momento.

El dispositivo se desplegó el lunes en Barcelona después de observarse nuevos vídeos con enfrentamientos protagonizados por vendedores del top manta, uno de ellos contra turistas en el Port Vell, y otro contra la Guardia Urbana en el paseo de Gràcia, cuando los agentes intentaban confiscarles el género.