Una cincuentena de personas se ha concentrado este jueves por la mañana ante al sede de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo en Barcelona, en el chaflán del Paseo de Gràcia con la calle Provença, y ha bloqueado sus accesos. Una protesta "contra la represión" del Estado español en Cataluña, de la que los manifestantes acusan también a las instituciones europeas por hacer la "vista gorda".

Coincidiendo con la cumbre del Consejo Europeo en Bruselas, los protestantes se han concentrado pasadas las 9:00h de la mañana para "denunciar la situación de los presos políticos catalanes, los políticos exiliados y las más de 3.000 personas perseguidas por el sistema judicial español por motivos políticos". Entre ellos Pablo Hasél, cuyo nombre aparecía en una de las pancartas que han desplegado frente al edificio.

Los manifestantes han señalado también que el suplicatorio de Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Toni Comín se aprobó con un 42% de votos críticos, pero que su tramitación muestra "el creciente descrédito" de las instituciones europeas, que han abandonado "los valores de libertad y defensa de derechos fundamentales que hasta ahora representaban".

Después de prácticamente 40 minutos bloqueando los accesos, los Mossos d'Esquadra han intervenido a las 10:00h para desalojarlos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.