Los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y la Policía Nacional están realizando desde las 19:00 horas una macroredada extraordinaria de seguridad ciudadana para prevenir hurtos y robos violentos en el centro de Barcelona. El objetivo del dispositivo es minimizar la acción de los ladrones multireincidentes que actúan cada día en la zona de Plaza Cataluña y las calles de alrededor.

La finalidad del control es fichar a aquellas personas que, de forma habitual, se dedican a cometer hurtos y robos con el objetivo de identificarles y comprobar si cuentan con órdenes de detención pendientes. El dispositivo –que reúne a policías uniformados y de paisano– tiene un doble fin: la prevención y la neutralización de los delincuentes que a diario actúan en Barcelona.

UN CENTENAR DE POLICÍAS

La Policía Nacional trabaja en el ámbito de sus competencias comprobando la situación administrativa de residencia en España de las personas fichadas. Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana, por su parte, intervienen para prevenir conductas ilícitas y para garantizar la seguridad ciudadana, además de mantener el orden público.

En la redada participan 100 efectivos de los tres cuerpos policiales, según han informado los Mossos en un comunicado este jueves. Este centenar de agentes se suman a otros dispositivos de seguridad que actualmente ya se encargan de realizar este tipo de actividades en Barcelona.

La acción se irá repitiendo con el objetivo de garantizar la seguridad ciudadana y reducir la actividad delictiva por parte de los multireincidentes que cometen hurtos y robos violentos en la zona.