Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona desplegarán dispositivos este fin de semana por la noche en plazas y playas con el objetivo de evitar aglomeraciones y garantizar el cumplimiento de las medidas de protección de la covid.

Estos dispositivos se realizarán especialmente en el barrio de la Barceloneta, en el Born y en el paseo Lluís Companys, zonas en las que en los últimos meses, tras el levantamiento del toque de queda, es habitual que se celebren botellones nocturnos.

INCIDENCIAS NOCTURNAS

En el resto de la ciudad, agentes trabajarán también para dar cumplimiento a la nueva situación de pandemia y, en el caso que sea necesario, se activarán recursos policiales regionales para dar respuesta a posibles incidencias que se pueden registrar durante la noche.

Según han explicado los Mossos, el objetivo es garantizar que se cumplen las medidas de seguridad, sobre todo ahora que se han disparado los contagios entre los más jóvenes. Se trata también de "minimizar el impacto del incivismo y la conflictividad vecinal", así como garantizar la seguridad y el orden público.

PLAN TREMALL

En la zona del Frente Marítimo de Barcelona, además, los Mossos d'Esquadra continuarán trabajando en la prevención de delitos, activarán el Plan Tremall contra la multirreincidencia y velarán especialmente por la prevención de las agresiones sexuales.

En paralelo a estos dispositivos, también se han planificado inspecciones en establecimientos de ocio nocturno para comprobar que estén cerrados en su interior y que aquellos que tengan espacios abiertos cumplan las directrices.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.