ERC quiere a los Borbones fuera de las calles de Barcelona. A la propuesta de sacar del nomenclátor de la ciudad el nombre de la avenida del Príncep d'Astúries, que se empezará a tramitar la próxima semana en el Distrito de Gràcia, y al cambio de la denominación de la plaza Joan Carles I por la de Cinc d'Oros, ya ejecutado, se pueden unir en un futuro otras calles, plazas, paseos y avenidas de la capital catalana.

Fuentes republicanas recuerdan que el Ayuntamiento aprobó, en 2015, revisar y cambiar los nombres de "simbología monárquica" de las vías de la ciudad, especialmente aquellos que se impusieron durante la dictadura franquista. "Ya no es ERC. Es un tema de ciudad, que el gobierno tiene que hacer". La propuesta se aprobó con los votos a favor de Barcelona en Comú (el partido de Ada Colau), PdeCAT (entonces CiU), ERC y CUP. El PSC se abstuvo, y Ciudadanos y PP se opusieron. 

JOAN DE BORBÓ, SOBRE LA MESA

En total se aprobaron cambiar las denominaciones de 12 nombres del nomenclátor. Uno, el de Cinc Oros, ya se ha materializado. Otro, el de Príncep d'Astúries, inicia ahora la tramitación. El resto de nombres que ERC propone finiquitar son: paseo de Joan de Borbó, plaza de Maria Cristina, avenida de Maria Cristinapasaje de Isabel, avenida de Borbó, paseo de Isabel II, calle de Alfons XII, calle de la Reina Cristina, calle de la Reina Victòria y muelle del Príncep d'Espanya.

"Casi todos los nombres borbónicos que queremos cambiar se pusieron durante dictadura", dijo el concejal y líder de ERC en el Ayuntamiento, Alfred Bosch. Fuentes del gobierno municipal no quisieron valorar este sábado en qué momento se encuentra esta tramitación impulsada por ERC.