ARCHIVADO EN:

La nueva ley de Vivienda del Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos anulará la reserva del 30% de la construcción de nuevas viviendas a pisos sociales. El ejecutivo español ha explicado que el texto permitirá a los ayuntamiento la posibilidad de exigir esa condición a los constructores, pero les exigirá una compensación

Los gobiernos municipales deberán compensar a los promotores por la edificación perdida, a precio de mercado, ya sea monetariamente o bien aumentando la edificación en ese 30% perdido o bien con cesión de suelo en otra ubicación, con la superficie precisa para tener un valor de mercado similar, según publica este martes La Vanguardia.

30% DESTINADOS A VPO

El digital asegura que la obligación de compensar a los promotores anula en la práctica la normativa que prevé que el 30% de los pisos se destinen a Vivienda de Protección Oficial (VPO). 

“Los ayuntamientos podrán imponer la reserva del 30% para VPO en los nuevos edificio que se hagan en el suelo consolidado de la trama urbana siempre que quieran, pero también siempre que puedan compensar a los promotores. De otra manera la medida sería expropiatoria. Y tampoco conseguiría su objetivo de aumentar la disponibilidad de vivienda social, porque paralizaría las nuevas promociones”, destacan fuentes del ministerio.

"UN BRINDIS AL SOL"

Los expertos consideran que la nueva ley es un "brindis al sol" que no supondrá una bajada en el precio del alquiler, el objetivo que persigue el Gobierno. Consideran los especialistas que los legisladores se han equivocado de" diagnóstico", ya que se ataca a los grandes tenedores cuando estos solo suponen el 4% del parque de viviendas. La clave, aseguran, está en los dos millones de particupares con una o dos viviendas.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.