ARCHIVADO EN:

Barcelona iluminará de amarillo desde este viernes una veintena de fuentes de la ciudad para pedir la liberación de los exconsellers y de los presidentes de la ANC y Òmnium (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart), encarcelados en distintas prisiones españolas por el proceso independentista en Catalunya

Entre las fuentes que se iluminarán están la Font Màgica de Montjuïc, las Fonts Bessones de la plaza de Catalunya, las fuentes del paseo de Gràcia, de Can Mantega, la plaza de Virrei Amat, la plaza de Karl Marx y la cascada JR de la Casa Bloc. También se verá el color amarillo en Can Fabra, en Baró de Viver, en Rambla Catalunya, en las rieras de Horta, en el Palau de Pedralbes y junto a Diagonal Mar, entre otros lugares. 

ANOMALÍA DEMOCRÁTICA

En el encendido de las luces de Navidad en la Rambla, la alcaldesa ha dicho que se trata de una acción simbólica, que ha propuesto el PDeCAT, en recuerdo de esta "anomalía democrática". Ada Colau espera que todos los encarcelados "salgan pronto de prisión preventiva. Ojalá puedan pasar la Navidad en su casa".

El encendido de las luces de Navidad se ha hecho este año en el lugar del atentado del pasado agosto, como homenaje a las víctimas y a la respuesta de la ciudadanía a la masacre.

Preguntada por si la iluminación de las fuentes se mantendrá después de Navidad, ha contestado que si los presos no han salido de la prisión después de fiestas se valorará si la acción se mantiene.

La propuesta del PDeCAT fue aprobada en comisión con el apoyo de Barcelona en Comú y de ERC y la abstención de la CUP, mientras que el PSC --que ya había salido del gobierno municipal--, Ciutadans y PP votaron en contra.

El PDeCAt y Colau están negociando también la posibilidad de iluminar edificios y monumentos algunos días al mes hasta que los presos sean liberados.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.