ARCHIVADO EN:

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha emitido este miércoles un duro comunicado contra Colau. La nota lleva por título "La Barcelona de Ada Colau: ciudad sin ley" y ofrece una visión de la capital catalana con "batallas de manteros, machetazos en la vía pública, tiros por la ciudad, guerras entre clanes de drogas, prostitución incontrolada e indigentes viviendo en barracas en medio de la la plaza de Catalunya".

El sindicato CSIF indica que lleva mucho tiempo denunciando que la situación por la que atraviesa la seguridad pública en Barcelona es "lamentable" debido a la "pésima gestión" que la alcaldesa está llevando a cabo. Según CSIF, la permisividad municipal y la falta de efectivos policiales provocan que "la indigencia y la delincuencia se apropien de Barcelona y campen a sus anchas".

En la nota, el sindicato afirma que "los datos de criminalidad aumentan sin parar, la seguridad está bajo mínimos y la plantilla de la Guàrdia Urbana decrece". En opinión de CSIF, las zonas con más conflictos son el Port Olímpic o el Raval, "la dulce morada de los clanes de la droga y la prostitución", con "navajazos en plena de calle y felaciones a la vista de todo viandante".

FALTA DE REFUERZOS

Fuentes de CSIF de la Guàrdia Urbana afirman que el cuerpo "está falto de efectivos", lo que origina "problemas serios de seguridad, conviviencia, civismo y orden público". Esto se ve agravado por la falta de refuerzos en servicios, como la venta ambulante, que de manera ordinaria ya no se pueden cubrir. "Colau no tiene una política personal ni un proyecto previsto para aumentar los efectivos de policía", denuncia el sindicato, para quien las patrullas "trabajan en situaciones de muy alta peligrosidad". 

Desde la central sindical se asegura que las zonas turísticas son las más afectadas por la inseguridad y la delincuencia, a lo que CSIF añade que la plaza de Catalunya se ha convertido en un "poblado de chabolas y en una pocilga de suciedad". "Colau no entiende que corresponde al Ayuntamiento el desalojo". La Ordenanza de civismo, todavía vigente, no permite las acampadas en la vía pública.

En la nota, CSIF critica también la falta de material de la Guàrdia Urbana. Según el sindicato, la pelea con machetes de este martes en el Raval no es un hecho aislado. En ocasiones, la Guàrdia Urbana es el cuerpo que llega primero a los puntos de conflicto sin disponer de armas paralizantes (como lanzadoras o pistolas Taser) que si que tienen otras policías locales de Catalunya o los Mossos. Aparte del citado caso, los agentes han intervenido recientemente en una reyerta con catanas protagonizada por personas de raza gitana.

Finalmente, CSIF denuncia la falta de formación de los policías por parte de la Administración. A modo de ejemplo, el sindicato asegura que en la pelea del Raval, uno de los agentes llevaba un botiquín y había hecho un curso por su cuenta sobre primeros auxilios, lo que permitió "realizar un torniquete al herido que se desangraba".