La Junta Electoral de Barcelona ha descartado el desalojo de la acampada de estudiantes establecida en la plaza de la Universitat, instalada posteriormente a la publicación de la sentencia del procés.

Por contra, la resolución sí indica que deben tomarse medidas para que el espacio no cuente con símbolos de carácter político alrededor del colegio electoral más cercano.

ACTOS ELECTORALES

La Junta Electoral Provincial considera que la acampada no imposibilita el derecho de realizar actos electorales en la plaza, señalando que no es competencia suya sustituir a las autoridades gubernativas en materia de orden público.

Algunas formaciones políticas, como Ciudadanos y el Partido Popular se han mostrado especialmente críticas con esta acampada pidiendo su desalojo en repetidas ocasiones.