Cordón policial de Mossos d'Esquadra por un asesinato machista en la provincia de Barcelona en una imagen de archivo / EFE
Cordón policial de Mossos d'Esquadra por un asesinato machista en la provincia de Barcelona en una imagen de archivo / EFE

A juicio por matar a un hombre de 11 puñaladas y robarle

La Fiscalía pide al acusado 23 años de prisión por asesinato

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

La Fiscalía pide 23 años y 5 meses para S.O.N. por asesinato. El hombre fue acusado en febrero de 2021 por apuñalar a otro en el portal de su casa para robarle. Le causó 11 heridas que le provocaron la muerte e hirió al hijo de la víctima cuando este intentó detenerlo.

El acusado, cuyo juicio ha comenzado este lunes en la Audiencia de Barcelona con la constitución del jurado popular, se enfrenta a 20 años por asesinato, así como a 3 años y cinco meses por robo con intimidación y uso de instrumento peligroso. También se solicita una multa de 1.080 euros por delito leve de lesiones.

Fachada del Palacio de Justicia de Catalunya, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO
Fachada del Palacio de Justicia de Catalunya, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO

UN CUCHILLO DE COCINA METÁLICO

El ministerio público considera que la víctima, un hombre de 50 años, fue atacada cuando llegaba al portal de su casa por el enjuiciado con el objetivo de robarle. Para ello usó un cuchillo de cocina metálico con hoja de 15 centímetros, según el escrito de Fiscalía.

Como la víctima no accedía a sus peticiones, S.O.N. le apuñaló presuntamente varias veces con el ánimo de acabar con su vida, o al menos sabiendo que era un desenlace probable, dentro del portal.

EL HIJO INTENTÓ SALVAR A SU PADRE

El hijo de la víctima, que se encontraba en el piso donde vivía con su él, oyó gritos fuera y descubrió que su padre estaba herido de muerte en el suelo y que el agresor se disponía a huir del lugar.

El Fiscal también ha explicado que el hijo trató de detener al presunto autor, a quien pudo interceptar a escasa distancia del lugar del crimen y con quien mantuvo un forcejeo, lo que le provocó lesiones que le han dejado secuelas.

Un agente de Mossos d'Esquadra fuera de servicio y que pasaba por el lugar de los hechos intervino y pudo retener a S.O.N. y preservar el arma blanca con la que se perpetró el crimen. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.