La artista Paula Bonet en la calle con mascarilla / EUROPA PRESS
La artista Paula Bonet en la calle con mascarilla / EUROPA PRESS

El juicio al acosador de Paula Bonet será a puerta cerrada

El hombre fue a prisión dos veces, pero hace unos días salió en libertad

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

El juicio al acusado de presuntamente amenazar y acosar a la artista Paula Bonet se hará este viernes en Barcelona y, a petición de ella, la jueza ha acordado que se haga a puerta cerrada, sin público ni acceso a los periodistas: "De esta forma, se evita la victimización en el proceso de quienes han denunciado y sienten miedo".

En un auto, la jueza también ha decidido que Bonet declare detrás de una mampara para evitar el contacto visual con el acusado durante el juicio.

La artista Paula Bonet
La artista Paula Bonet

PROTECCIÓN DE LA VÍCTIMA

La jueza recuerda que el Estatuto de la Víctima prevé estas medidas "para garantizar una mayor tranquilidad" durante las declaraciones en el juicio, y en este caso la protección de la víctima prevalece sobre la norma general de que los juicios penales son públicos.

En el juicio fijado para este viernes a las 10:30 horas en el Juzgado Penal 10 de Barcelona la Fiscalía reclamará condenar al acusado a tres años de prisión por coacciones y amenazas. La artista, por su parte, reclama cuatro años de prisión por acoso y amenazas.

El escrito de acusación de la Fiscalía expone que el hombre empezó a acechar a la artista en julio de 2019 y se presentó en su taller repetidamente, algunas veces incluso cuando Bonet no estaba, "permaneciendo en la zona de la entrada o en las inmediaciones del local durante horas".

Paula Bonet relata cómo actúa su acosador, que se ha saltado la orden de alejamiento / RRSS
Paula Bonet relata cómo actúa su acosador, que se ha saltado la orden de alejamiento / RRSS

ESCENA GRABADA

Una vez, el hombre "golpeó reiteradamente el cristal de la puerta de la entrada preguntando por ella con insistencia, levantando y bajando la persiana y pegando los labios y manos al cristal dándole besos mientras la miraba", una escena que Bonet grabó con el móvil y que no cesó hasta que llegaron los Mossos d'Esquadra y echaron al hombre.

El hombre también se presentaba a los actos públicos que Bonet tenía previstos como charlas, exposiciones y presentaciones de libros. Ahí "la interpelaba con preguntas si ella era la que exponía su trabajo o bien la incomodaba pasando reiteradamente por su lado o mirándola fijamente" y le envió varios emails y tuits con amenazas.

El juez instructor le impuso una orden de alejamiento, pero no la respetó y tras varios incumplimientos el instructor le envió a prisión provisional dos veces, con 10 meses en total, aunque hace unos días salió en libertad, tras lo que Bonet ha limitado su actividad pública.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.