El juzgado rechaza aplazar durante un mes el desahucio de la nave okupada de la calle Progrés de Badalona en la que viven cerca de 150 inmigrantes. Por ello, el desalojo está previsto para el próximo jueves, 13 de enero.

No obstante, los okupas confían en que el Ayuntamiento de Badalona fomente la mediación con la Sareb, propietaria del local, para detener el desalojo hasta que los servicios sociales busquen una solución habitacional.

MES DE PRÓRROGA

Los okupas solicitaron un mes de prórroga para abandonar el local de forma voluntaria. No obstante, el juzgado ha rechazado conceder este margen. En la nave industrial, okupada desde hace meses, residen en su mayoría inmigrantes de origen subsahariano.

Muchos de ellos son supervivientes de la finca que se incendió en diciembre de 2020 y en la que fallecieron cuatro personas a causa del fuego.

Incendio en la nave 'okupada' de Badalona / BOMBERS DE LA GENERALITAT
Incendio en la nave 'okupada' de Badalona / BOMBERS DE LA GENERALITAT

DESAHUCIO EN JULIO

En un principio, el desahucio de la nave estaba programado para el pasado julio, pero la defensa logró que el juez lo paralizara. De este modo, se aplazó a diciembre para que los servicios sociales pudieran elaborar sendos expedientes de vulnerabilidad.

En paralelo a la vía judicial, los habitantes de la nave se han dirigido a las administraciones para pedirles que paralicen el desalojo durante este invierno. Su compromiso de abandonar la nave en un plazo de tres meses, alegando falta de alternativa habitacional, la elevada incidencia del virus y el frío previsto en las próximas semanas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.