Josep Bou, en un fragmento del programa 'Cafè d'idees' / TVE
Josep Bou, en un fragmento del programa 'Cafè d'idees' / TVE

Josep Bou admite que solo tiene una dosis de la vacuna

El líder del PP defiende que debían vacunarse primero sus empleados porque "no había para todos" e insinúa que él se contagió visitando okupas

Periodista
Actualizado: 17/12/2021 11:29 h.

Josep Bou tiene puesta tan solo una dosis de la vacuna contra el covid-19, aunque por su edad podría haber recibido ya la tercera. Lo ha explicado él mismo en una entrevista este viernes en el programa Cafè d'idees de La 2 de TVE, en la que ha defendido que al principio "no había vacunas para todos" y que luego no podía pincharse porque se contagió de coronavirus tras visitar zonas donde "hay okupas".

Ante la sorpresa de la presentadora, la periodista Gemma Nierga, al saber que no había recibido ninguna inyección al principio de la campaña de vacunación, el presidente del grupo municipal del PP ha asegurado que si no se vacunó fue porque quería que antes lo hiciesen los trabajadores de su empresa. "No me vacunaré hasta que os vacunéis vosotros", afirma que les dijo.

Bou ha señalado que, como concejal de Cementerios del Ayuntamiento de Barcelona, durante los inicios de la pandemia vio "muchas cajas apiladas". Ante esta situación –dice–, decidió ponerse a la cola en la vacunación: "Había dos causas, la primera apretarlos y la segunda que yo iba a ser el último porque no tengo problema y lo asumo todo, hasta mi muerte. Y dije, yo seré el último en vacunarme".

INSINÚA QUE HA PASADO EL COVID TRAS VISITAR OKUPAS

Pero pasaron las semanas, y cuando los 80 empleados de su negocio de panaderías ya habían pasado por los puntos de vacunación, se contagió. "Cuando se habían vacunado todos, me iba a vacunar yo. Al día siguiente tuve fiebre, y estuve diez días en casa y luego durante seis meses no me pude vacunar", ha expuesto.

No solo eso, sino que ha insinuado también que podría haberse contagiado tras visitar okupas. En concreto, el concejal ha dicho que tenía la sensación de que "tenía que pasar" la enfermedad porque estuvo en lugares como "Ciutat Meridiana, Torre Baró y Ciutat Vella. Son gente estupenda, pero hay okupas".

Después de infectarse, el dirigente popular esperó seis meses para la vacuna. Esto, a pesar de que las autoridades sanitarias cambiaron el criterio en agosto y estipularon que tan solo habían de pasar dos meses desde el contagio para recibir la vacuna.

LA SEGUNDA, EL 23 DE DICIEMBRE

Finalmente, Bou se puso la primera de las vacunas a finales de noviembre, ha confirmado. La segunda dosis la tiene programada ya para el próximo 23 de diciembre en la Fira de Barcelona. Y luego podrá descargarse el pasaporte covid, que todavía no ha podido obtener al no contar con la pauta completa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.