ARCHIVADO EN:

La Audiencia de Barcelona ha decidido mantener en libertad provisional a Joaquín Benítez. Esta situación se produce días después de que el exdocente de los Maristas haya sido condenado a 21 años y 9 meses de prisión por cometer abusos sexuales a menores durante su ejercicio como profesor de educación física.

Pese a que la Fiscalía, el Ayuntamiento y ahora la Generalitat, como acusación, han pedido la inmediata entrada a prisión de Benítez alegando riesgo de fuga, la Audiencia ha dejado en libertad este lunes al pederasta confeso. La sección 21 de la Audiencia ha establecido medidas cautelares y una orden de alejamiento de sus vícitmas para el exprofesor, que permanecerá en libertad hasta que haya una sentencia condenatoria firme según la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo.

INVOLUCRÓ A LOS MARISTAS

Durante la celebración del juicio, Benítez implicó a la dirección de los Maristas de Sants-Les Corts, asegurando que se sentía amparado por ellos porque eran conocedores de uno de sus abusos, cometido en 1986, tras lo que tan solo se amonestó al exprofesor. Este delito, como otros 13 más, no han podido ser juzgados porque por la fecha en que fueron cometidos ya han prescrito.

Los Maristas, por su parte, acusaron de "difamación" contra su institución a Joaquín Benítez después de que conocer estas declaraciones.

SANCIÓN E INHABILITACIÓN

A la condena de 21 años y 9 meses, se suman los 120.000 euros de multa, que tendrá que abonar la Fundació Champagnat si el exprofesor no pudiera hacerle frente, y una inhabilitación de 13 años y 8 meses por los abusos cometidos a cuatro alumnos entre los años 2006 y 2009.