ARCHIVADO EN:

Joan Laporta Estruch (30.184 votos y 54,3% de los sufragios) presidirá el FCBarcelona hasta 2027 tras superar claramente a Víctor Font (16.679 votos, 30,0%) y Toni Freixa (4.769 votos, 8,6%) en unas elecciones atípicas, con tres meses de campaña por culpa del coronavirus. El abogado barcelonés tendrá el reto de reflotar la primera entidad deportiva de Cataluña, muy tocada por el fracaso mayúsculo de la pasada temporada y la caída de los ingresos por la pandemia.

El socio del Barça ha apostado por la experiencia. Laporta (Barcelona, 29 de junio de 1962) ya fue el máximo responsable del club entre 2003 y 2010 que se saldó con grandes éxitos deportivos y una gestión económica con muchos claroscuros. En sus siete años de presidente, el equipo de fútbol ganó 4 Ligas, 2 Champions, 1 Copa del Rey, 1 Mundial de Clubes, 3 Supercopas de España y 1 Supercopa de Europa. Es el único presidente con dos Champions en su currículo. 

MENSAJE OPTIMISTA DE LAPORTA

Hacia las 00:05 horas, Laporta compadeció en público para valorar su victoria. Tras proclamar que su candidatura era "desacomplejadamente cruyffista" y agradecer a Leo Messi que acudiera a las instalaciones del Barça para votar, el nuevo presidente apeló al "optimismo" para "lograr el reto de que el Barça vuelva a ser económicamente sostenible y vuelva la alegría al club". También garantizó que "los socios y socios" seguirán siendo los propietarios del Barça y pidió un aplauso para Font y Freixa, sus rivales en las urnas.

A medida que avanzaba el recuento de los votos, Font y Freixa ya felicitaron a Laporta tras su clara victoria y escenificaron sus deseos de unidad con un abrazo muy mediático. "Felicitamos al ganador y desearle suerte y éxitos. Espero que puede hacer frente a los problemas del club de la mejor forma posible. Los resultados de las elecciones no son los que queríamos y nos hemos quedado lejos", comentó Font antes de que terminara el escurtinio. "Felicitar y apoyar a Laporta tras ser elegido presidente del Barça por amplia mayoría. Tenemos un nuevo presidente y debemos estar unidos", manifestó Freixa, quien recordó que no hizo oposición tras las elecciones de 2015 ni lo hará ahora. "Debemos ir todos a una", recalcó.

COMEDIDO EN LA CAMPAÑA

Laporta ha estado muy comedido durante la campaña electoral. Las encuestas le eran favorables y ha optado por un perfil conservador. A diferencia de las elecciones de 2003, en las que anunció un acuerdo con el Manchester United para fichar a David Beckham, el abogado barcelonés apenas ha dado nombres mediáticos. En los próximos días podría anunciar a Mateo Alemany y Jordi Cruyff. También podría incorporar a Víctor Valdés y Carles Puyol, entre otros. Jordi Giró, ex director general de la Fundació La Caixa, será el vicepresidente económico.

Laporta también se ha mostrado muy prudente con sus simpatías políticas. Independentista confeso, tiene una buena relación con el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont. En el pasado fue diputado del Parlament de Cataluña y concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

MESSI Y EL ESPAI BARÇA

Tras ser elegido como presidente por una amplia parte de la masa social, Laporta deberá gestionar la recuperación del Barça. Uno de sus primeros retos será convencer a Leo Messi para que prorrogue su contrato. En los próximos meses también deberá decidir su propuesta para el Espai Barça que contempla la renovación del Camp Nou y la construcción del nuevo Palau Blaugrana

Con Laporta en la presidencia, el Barça tuvo muy buenas relaciones con la Federación Española de Fútbol, la UEFA y la FIFA. Deportivamente, el ex futbolista y ex entrenador Johan Cruyff fue su gran asesor y en sus siete años de presidencia contó con Txiki Begiristain como director deportivo. Frank Rijkaard fue el entrenador del primer equipo entre 2003 y 2008, relevado por Pep Guardiola (2008-2012). Entre sus éxitos también está el acuerdo con UNICEF.

LAS SOMBRAS DEL PASADO

Laporta, no obstante, vivió días críticos en 2008 y superó por los pelos una moción de censura. Su mandato tuvo algunas manchas como los 10 millones de euros que cobró por prestar servicios profesionales al Gobierno de Uzbekistán. En la etapa final, cuatro vicepresidente (Joan Boix, Joan Franquesa, Rafael Yuste y Jaume Ferrer) fueron espiados. Entonces, Joan Oliver era el director general del club y Xavier Martorell, el jefe de seguridad.

La compra de unos terrenos en Viladecans por 18,5 millones de euros que no se pueden urbanizar, los fichajes fallidos de Keirrison y Henrique (por unos 22 millones de euros) y el caso Alejandro Echeverría, que dimitió tras desvelarse sus vinculaciones con la Fundación Francisco Franco fueron otros puntos negros de su primera etapa como presidente del Barça.

LAS FIESTAS DE LAPORTA

En la memoria colectiva también quedan las fiestas de Laporta en las celebraciones de algunos títulos del Barça, sobre todo en la discoteca Luz de Gas. El coronavirus frustrará otra celebración tan sonada, aunque en el box se vivieron imágenes muy elocuentes, con el nuevo presidente desbocado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.