El exalcalde socialista de Barcelona, Joan Clos, ha vuelto a salir a la palestra mediática. Concretamente, por la noticia que se ha conocido este fin de semana de que acaba de fichar por la Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval), impulsada por las grandes inmobiliarias de España. 

Según informa este lunes La Vanguardia, el objetivo de esta nueva incorporación no es otro que el de impulsar un plan para promover vivienda social con fórmulas de participación entre el sector público y el privado en las diferentes ciudades del país.

PONER LOS ALQUILERES A PRECIOS ASUMIBLES

Clos, que el año pasado cumplió 70 años, afirma en una conversación con el citado diario catalán que Asval quiere buscar fórmulas para impulsar el parque de vivienda en alquiler a precios asequibles.

“En España, menos del 20% de la población vive en alquiler, cuando la media de la Unión Europea supera el 30%. En los últimos años, ha aumentado la oferta de viviendas en alquiler, por parte de inmobiliarias, particulares y family offices, pero estos invierten en proyectos que pueden dar una rentabilidad, mientras que lo que hace falta es un parque de vivienda a precios asequibles”, mantiene Clos.

De esta manera, el sector se encuentra en un momento en el que mientras a las organizaciones privadas no les resulta rentable promover vivienda social, las instituciones públicas tampoco lo llevan a cabo porque “no tienen suficiente dinero para promover toda la que se necesitaría”, agrega el expolítico del PSC.

LA GESTIÓN DEL CORONAVIRUS

El parón económico por culpa del Covid-19 ha vuelto a tensionar las relaciones entre los principales agentes del sector: propietarios, inquilinos y el Gobierno, que ha tomado medidas para favorecerlos. Clos entiende este conflicto como una cuestión que afecta a corto plazo a la ciudadanía pero que hay que resolver con medidas a largo plazo.

Clos advierte que, ante la falta de fondos públicos, la tentación de las administraciones es crear grandes polígonos de viviendas baratas lejos de las capitales, algo que él desaconseja. “Desde ONU Habitat lo he visto muchas veces y no funciona, porque la gente quiere vivir en la ciudad y la nueva economía lo requiere”. Desde su punto de vista, las ubicaciones alejadas solo pueden funcionar en la práctica si se asegura un plan de movilidad.

VIVIENDA SOCIAL

El exalcalde de Barcelona destaca que la ciudad tiene bolsas de suelo para promover miles de viviendas sociales en La Marina del Prat Vermell, las Casernes de Sant Andreu o la zona de La Sagrera, aunque están encalladas a día de hoy. “El nuevo Gobierno quiere cambiar la ley del suelo y la de urbanismo para afrontar el problema y crear de una vez el parque de vivienda social que el país necesita”. Aunque él solo lo ve viable si es el sector privado el que aporta la financiación para ello.

Cabe recordar que Joan Clos, a parte de ser el alcalde de Barcelona entre los años 1997 y 2006, también fue ministro de Industria y director ejecutivo de ONU-Habitat, el programa de las Naciones Unidas para la vivienda.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.