ARCHIVADO EN:

La segunda teniente de alcalde y alcaldesa accidental de Barcelona ante la ausencia vacacional de Colau, Janet Sanz, ha relativizado los problemas en materia de seguridad que vive la capital catalana. En una entrevista para El Periódico, Sanz ha asegurado que no identifica "una percepción superior de inseguridad", afirmando que "hay otros temas prioritarios" para su entorno, como la precariedad laboral y la emergencia climática.

De la misma manera, ha discrepado de la "la forma en la que se expresa el teniente de alcalde de Seguridad", Albert Batlle, aunque ha indicado que "no hay cambios sobre lo que ya hacía la ciudad de Barcelona" en esta materia, pese al actual abordaje que se está llevando a cabo en aspectos como el top manta.

INCÓMODA CON VALLS

La responsable de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del consistorio barcelonés ha explicado que los votos de Valls para lograr que el pacto con el PSC tirara adelante le resultaron "incómodos", pero ha insistido en que no condicionaba a los comunes porque les "permitía garantizar las políticas" que se hicieron en la pasada legislatura.

Respecto al pacto con el PSC, Sanz ha afirmado que se trata de un "gobierno compartido", con "una única voz y un acuerdo que así lo expresa".

EN DEFENSA DEL PEUAT

La segunda teniente de alcalde ha defendido el PEUAT, afirmando que "si no hubiera existido nos lo tendríamos que inventar" ya que "había una necesidad de poner orden a una situación en la que no lo había".

De la misma manera, ha destacado que "en términos generales las sentencias avalan el PEUAT", así como que es una "medida pionera, necesaria, muy valiente, que contó con una seguridad jurídica brutal".

SÍ AL TRANVIA; NO AL CIE

En la entrevista, Sanz también ha asegurado la "conexión del tranvía, por lo menos, hasta Verdaguer", ha defendido el cierre del CIE de Zona Franca y ha apostado por una legislatura en la que haya sintonía entre BeC, PSC e, incluso, ERC.