Calle de la Independència de Badalona / GOOGLE MAPS
Calle de la Independència de Badalona / GOOGLE MAPS

Jacqueline, la vecina de Badalona que okupó un piso y tiene en jaque a los vecinos

La mujer vivía con su hijo y pareja, pero los Servicios Sociales le retiraron la custodia

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta
Actualizado: 30/09/2022 17:48 h.

Jacqueline okupó un piso de la Sareb hace ya cinco años y, desde entonces, vive ahí. Su situación ya está regulada, pero no ha sido un camino de rosas. Los vecinos del edificio, ubicado en la calle Independència 244, en el barrio de Bufalà de Badalona lo han sufrido.

"Vende droga, es conflictiva y nos restriega siempre que puede la paga que le dan cada mes", relata la comunidad de vecinos, que viven con miedo la presencia de la mujer en el bloque.

OKUPÓ LOS BAJOS

Jacqueline se fijó en el bajo del bloque hace cinco años. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) es la propietaria de la vivienda. La mujer, de unos 40 años, se metió con su hijo, un bebé, por lo que los Mossos d'Esquadra no la desalojaron.

"Pusimos en preaviso a los Mossos porque ya vimos que ella rondaba el piso. Nos dijeron que si los avisábamos en el momento en el que entrase, la podrían sacar, pero no lo hicieron. Fue un sábado sobre las 07:00 horas y accedió por la ventana", recuerdan los residentes.

CUSTODIA DEL NIÑO

Los Servicios Sociales le quitaron la custodia de su hijo poco después de okupar la vivienda. ¿Qué fue lo que pasó? El vecindario lo tiene todavía muy presente: en aquel momento, la pareja de Jacqueline y padre del niño sacó por la ventana al pequeño, siempre según fuentes vecinales. 

La custodia del hijo pasó a manos de la suegra de Jacqueline, que es la que se encarga de criarlo, explican los residentes de la zona. Desde entonces, las parejas de la madre han ocasionado multitud de problemas. 

INCENDIO

Un incendio puso en jaque a los vecinos de la calle Independència hace tres años. Uno de los novios de Jacqueline, en el fragor de una discusión con ella, le prendió fuego a la vivienda, explican los vecinos. Al lugar tuvieron que acudir varias dotaciones de Bomberos y Guardia Urbana.

Esto marcó un antes y un después en la convivencia con el resto de residentes, que llegaron incluso a enfentarse con la mujer.

Coche de la Guardia Urbana de Badalona / AJUNTAMENT DE BADALONA
Coche de la Guardia Urbana de Badalona / AJUNTAMENT DE BADALONA

"ME PINTÓ LA PUERTA"

Una de las vecinas del edificio, que prefiere mantenerse en el anonimato, ha narrado a Metrópoli una de las confrontaciones con Jacqueline. La mujer quiso pedirle explicaciones y la okupa le respondió pintándole en la puerta de su casa la palabra "puta", describe la mujer.

"Después de eso, colgué unas notas advirtiéndola de que la denunciaría si me tocaba un pelo", explica la vecina, que, por suerte, vio que las amenazas cesaron.

"NOS RECOCHINEA QUE LE PAGAN"

Según los vecinos de Bufalà, Jacqueline, además de haber visto regulada su situación, recibe una paga por ser una mujer vulnerable. "Nos lo recochinea", explican los vecinos. "Nos dice que nos vayamos a trabajar, que ella sin hacer nada ya cobra". 

"La portería huele siempre a marihuana y procede del bajo donde ella está". Una situación que podría explotar en "cualquier momento", sentencian las mismas fuentes vecinales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.