El Ministerio Interior ha enviado un "refuerzo" de agentes antidisturbios para reforzar la seguridad del partido entre el Barça y el Real Madrid este miércoles en el Camp Nou en el que se prevé una protesta del autodenominado Tsunami Democràtic. Fuentes policiales señalan que la causa de este aumento de efectivos es el refuerzo del nivel 4 antiterrorista y que los agentes velarán por la seguridad de las infraestructuras básicas. 

Tsunami ha convocado una "concentración masiva" a las 16 horas, cuatro horas antes del Clásico, alrededor del estadio azulgrana. Según Crónica Global, la Policía Nacional aportará 300 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y la Guardia Civil movilizará a 200 agentes. Los efectivos de la Nacional se desplegarán por los alrededores del Camp Nou aunque solo actuarán si lo solicitan los Mossos d'Esquadra.  

3.000 AGENTES

El consejero de Interior, Miquel Buch, anunció el viernes pasado que el dispositivo de seguridad del partido estará formado por 1.000 agentes de los Mossos d'Esquadra y que, en todo caso, se "garantizará" la celebración del encuentro. En total, unos 3.000 agentes, contando a personal de seguridad privada del Barcelona velarán para que el partido se desarrolle con normalidad.

En un inicio, el Barça-Madrid se debería haber jugado el pasado 26 de octubre. Sin embargo, la Liga pidió aplazar el encuentro por razones de seguridad, ya que el encuentro coincidía con una manifestación de los CDR en protesta por la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.