ARCHIVADO EN:

La ronda de Sant Antoni, concretamente la plaza del Pes de la Palla, se ha convertido en un agujero de inseguridad, según denuncian los vecinos del Raval. Las peleas, el trapicheo y la venta ilegal de bebidas son algunos de los factores que explican la sensación de inseguridad en esta zona del Raval, que linda con el barrio de Sant Antoni. 

El Ayuntamiento de Barcelona presiona desde hace semanas policialmente los alrededores de la plaza con presencia de agentes de la Guardia Urbana. Las 277 denuncias puestas desde junio hasta la fecha reflejan el conflicto social que viven los comerciantes y vecinos de este rincón de Ciutat Vella. 

"LA POLICÍA NO ES SUFICIENTE"

Fuentes municipales explican que las denuncias corresponden a actitudes e infracciones relativas a la "seguridad" y a la "convivencia ciudadana". Estos días, los vecinos han elevado sus reivindicaciones un grado más allá y piden al consistorio que declare la plaza del Pes de la Palla como "Zona Conflictiva".

Los vecinos recogen firmas a través de un texto que circula por el vecindario del Raval en el que lamentan que la policía "no es suficiente" para solucionar un problema enquistado durante mucho tiempo. Tampoco las "centenares" de llamadas al número de emergencias 112, dicen, sirven para atajar este problema de convivencia.

11 DETENIDOS

Este miércoles, los vecinos fueron testigos de uno de los últimos dispositivos policiales contra la delincuencia reincidente en Barcelona. Decenas de policías de tres cuerpos (Policía Nacional, Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana) actuaron, principalmente, en los alrededores de la polémica plaza y detuvieron a 11 personas. Siete de ellas carecían de documentación legal en España. De los cuatro restantes dos fueron arrestados por un robo violento, otro por un delito de atentado a la autoridad y el último, un menor, tenía una orden de búsqueda y captura.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.