La playa de la Barceloneta ha sido, durante la noche de este sábado, uno de los principales escenarios barceloneses donde se han vivido grandes aglomeraciones y macrobotellones.

Buena parte de los más de 9.000 desalojados por efectivos policiales durante la pasada noche, fueron jóvenes turistas que no han dudado en aprovechar el final del toque de queda en la capital catalana.

Como puede verse en los vídeos, compartidos por BCN Legends, centenares de personas se concentran en la Barceloneta sin respetar la distancia de seguridad y sin portar mascarillas.

2.000 PERSONAS

El recuento policial resolvió que, tan solo en la playa de Sant Miquel, se juntaron unas 2.000 personas que dejaron de lado cualquier tipo de recomendación sanitaria.

La fiesta finalizó con el desalojo de la playa por parte de los efectivos policiales, que llevaron a cabo un fuerte despliegue para garantizar que la arena barcelonesa quedara vacía.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.