La inseguridad es una de las materias pendientes del Ayuntamiento de Barcelona. Aunque la alcaldesa Ada Colau asegure que durante los cuatro años de su mandato se hicieron bien las cosas, y culpe al Tribunal Supremo de la delincuencia, las cifras hablan por si misma. Los Mossos d'Esquadra registraron 31.938 hechos delictivos los tres primeros meses de 2019, lo que supondría un incremento de hurtos del 10,72% en Barcelona. 

Según los datos del Mapa delinqüencial de Catalunya recogidos por Europa Press, hay mucha diferencia entre distritos. Las comisarías que detectaron más hurtos fueron la del distrito de l'Eixample, con 10.902; la de Ciutat Vella con 8.510 hurtos; seguidas de Sants-Monjuïc con 3.352 robos durante el primer trimestre y Sant Martí que cifró 2.977. Por debajo están Sant Andreu, 1.359; Les Corts, 1.189; Gràcia, 1.142; Sarrià-Sant Gervasi, 1.134; Horta-Guinardó, 701 y Nou Barris con 672. 

INCREMENTO EXPONENCIAL 

 Comparando con el primer trimestre de 2018, los hurtos en cada distrito varían en los tres primeros: l'Eixample (8.863), Ciutat Vella (7.885), Sants-Montjuïc (3.035) y Sant Martí (2.811), mientras que el resto de áreas quedaron por debajo de los 1.400 hechos delictivos de este tipo conocidos, en una línea similar a este año.

Entre enero y marzo de 2019, Cataluña ha registrado 54.565 hechos delictivos de este tipo, lo que supone una media de unos 606 hurtos al día. La cifra es superior a la del mismo periodo de 2018, ya que los Mossos detectaron 51.983 hurtos, lo que significa una media de 577 al día.