Huelga de hambre en Barcelona por el cierre de los gimnasios. Los propietarios de dos centros deportivos de la ciudad han decidido renunciar a cualquier tipo de alimentación para reivindicar la apertura de los gimnasios. El gobierno catalán anunció hace unos días que dichos centros tenían que estar cerrados para intentar frenar los brotes de coronavirus.

Xavi Moya y Jordi Calvet, propietarios de los gimnasios Esport Rogent y Team Calvet de la capital catalana, se han instalado este viernes a las 10:00 horas con tiendas de campaña en la Plaza Sant Jaume y han decidido beber sólo agua.

“ESTAMOS MUY INDIGNADOS”

Nos quedaremos aquí hasta que nos escuche la consellera de Salut, ha indicado Moya en la ACN. Los huelguistas aseguran que no se ha detectado “ni un sólo caso” en ningún gimnasio y ha recordado que la mayoría de centros han invertido grandes cantidades de dinero en medidas de prevención.

“Estamos muy indignados. Esto no es serio, se está jugando con el sueldo de nuestras familias. Durante los tres meses de reclusión obligado hemos sufrido pérdidas muy grandes y las ayudas que hemos recibido han sido muy pequeñas. ¿Ahora que abrimos y hacemos una inversión en prevención nos los vuelven a cerrar?”, se han preguntado.

GIMNASIOS CERRADOS

Desde el pasado sábado, 18 de julio, la Generalitat dictó una resolución por la cual los gimnasios e instalaciones deportivas de Barcelona y doce municipios más debían permanecer cerradas para evitar la propagación de los rebrotes de Covid-19.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.